02/02/2021
indigencia extrema

Luján: indignación por la muerte de una persona en situación de calle

Delante de nuestras narices y en plena zona histórico basilical, la localidad bonaerense de Luján amaneció este martes 2 con la lamentable noticia del hallazgo sin vida de un hombre que pernoctaba habitualmente debajo de las recovas.

Más allá de que “por el momento se desconoce la causa de muerte” (La voz de Luján, 2/2) y de que, según el municipio, hace tiempo que “el hombre había expresado no adherir a ninguna de las propuestas de protección y tratamiento” (ídem), este suceso es la manifestación más extrema del crítico cuadro social del distrito. El deceso del hombre que vivía a la intemperie también pone en el ojo de la tormenta cómo se implementa el programa de asistencia a personas en situación de calle, en el que la municipalidad invierte más 5 millones de pesos de su presupuesto. Una cifra insuficiente que sin embargo se desconoce su verdadero destino y cuyo resultados a la vista son precarios.

La pandemia del Covid-19 agravó un panorama que viene de años, donde se observan cada vez personas deambulando por las calles producto del aumento de la desocupación, la pobreza, el hambre y la falta de acceso a la vivienda e imposibilidad de sostener un alquiler. Los programas sociales tanto del Estado nacional, provincia y el municipio ni siquiera son un paliativo, al contrario son las primeras variables de ajuste para el pago de la deuda pública y no resuelven la penosa realidad social que padecen miles de familias trabajadoras lujanenses.

Es por eso que desde nuestra intervención, asistencia y lucha política cotidiana en las barriadas obreras de Luján, a través del Polo Obrero, es que llamamos a organizarnos y exigir al municipio un mayor presupuesto para satisfacer las necesidades sociales, en salud, el trabajo genuino, un salario igual a la canasta familiar, jubilaciones dignas y un plan de construcción de viviendas para resolver el déficit habitacional local.