29/04/2021

Tanti: casi un año del ataque a Marcelo Soria y la investigación no avanza

Se trata del joven que apareció al borde de la muerte y hoy se encuentra en estado vegetativo, sin justicia.

Marcelo Soria fue hallado inconsciente, con fractura de cráneo, dos costillas y múltiples escoriaciones, el 16 de mayo de 2020, en una alcantarilla ubicada en la ruta 28, en el ingreso a la localidad de Tanti. Si bien fue encontrado a las 8 am, sus familiares recién fueron informados a las 13.30, a raíz de un llamado del Hospital Domingo Funes de Santa María de Punilla, para solicitar autorización por una operación de urgencia.

El joven de 20 años, quien se encuentra en estado vegetativo, estuvo inconsciente durante un mes en terapia intensiva del hospital, y luego de 3 meses de internación fue derivado al Hospital Misericordia de Córdoba, donde pasó 4 meses más.

En diálogo con Prensa Obrera, Mariana Soria, tía del joven, indicó que durante el período de internación y actual rehabilitación, no recibieron la ayuda del Estado, sino que siguen adelante gracias al apoyo de conocidos, vecinos y agrupaciones de la zona, quienes a través de cruzadas solidarias, vigilias y colectas acompañaron a la familia en todo momento. Además Mariana nos expresó que cuentan con la asesoría letrada gratuita, dispuesta por Sacra Tanti.
La causa se encuentra bajo la jurisdicción de la Fiscalía de instrucción N°3, a cargo de Jorgelina Gómez, para quien la investigación sigue su curso. Sin embargo, no ha habido avances, ni siquiera se ha determinado si el joven fue atropellado o golpeado. Desde hace 11 meses, la familia del joven viene luchando por su cuenta para saber qué sucedió con Marcelo.

Por eso, días atrás, iniciaron a través de las redes sociales una campaña en pedido de justicia, solicitando la colaboración a vecinos de la zona que puedan saber algo sobre lo ocurrido.

Ante cualquier información que sirva para esclarecer lo ocurrido a Marcelo Soria, contactarse con la fiscalía del caso, o con la familia Soria al teléfono 3541382784.

En este contexto, nos sumamos al pedido de la familia, y exigimos al Estado un acompañamiento integral, la situación de vulnerabilidad de esta familia no puede continuar, es urgente el apoyo económico y sanitario. Además remarcamos la responsabilidad que le cabe al sistema judicial, que no actúa en los casos en los que la víctima proviene de la clase obrera, por eso es necesario devolver el control de la designación de estos funcionarios a los trabajadores, por medio de la elección directa de este organismo, como garantía de justicia.

La situación de total desamparo nos mantiene en alerta y en la necesidad de continuar en la organización independiente de lxs vecinxs de la zona, para hacerle frente a la descomposición del Estado y los gobiernos. ¡Justicia por Marcelo!

 

 

En esta nota