17/11/2021
Neuquén

Zapala: el gobierno municipal amedrenta a familias sin techo

Cinco familias jóvenes ocuparon terrenos fiscales ociosos. La respuesta del gobierno fue hostigamiento policial, amenazas de desalojo y maniobras fraudulentas.

La lucha por la tierra y la vivienda en Zapala ha tenido un nuevo episodio en nuestra ciudad, con la ocupación por parte de cinco familias jóvenes de terrenos municipales ociosos durante cinco días. Luego de esa acción, levantaron la toma aceptando la reubicación que ofreció el gobierno municipal.

Las respuesta del Estado fue muy clara. Desalojar por desgaste, por hambre, frío o a través de las fuerza. Las familias tuvieron que soportar todo tipo de ataques del gobierno municipal del MPN, de la fiscal Pizzipaulo, de la policía y el grupo GEOP, que montaron un despliegue descomunal.

Los funcionarios responsables de esta situación, mientras amenazaban con causas y desalojos, hicieron a la vista de todos una maniobra nefasta. Le adjudicaron de manera informal a otros vecinos estos terrenos tomados para amedrentar a los jóvenes, trataron de enfrentar a trabajadores con trabajadores. Acto seguido, las familias recibieron una orden de desalojo.

La presencia de la policía provincial y del grupo GEOP fue constante (e intimidante), hasta que luego de cuatro días le bloquearon a los vecinos la provisión de agua, alimentos y leña, sometiendo al hambre, al frío y a la falta de agua incluso a niños pequeños. La orden impartida fue por decisión de la fiscal Laura Pizzipaulo.

Compañeros y compañeras del Partido Obrero y del Polo Obrero nos acercamos en apoyo durante los días de la ocupación, y en el día de ayer, cuando quisimos acercarles comida y agua, inmediatamente se acercaron más patrulleros; armaron un cordón que nos impedía ingresar y tuvimos que lanzar los alimentos por encima del cordón policial. Una imagen muy gráfica de la violencia estatal contrastando con la solidaridad de clase.

Tierra para vivir

La realidad de estas familias, que se vieron obligadas a tomar terrenos, contrasta muchísimo con la de la Zona Franca anunciada por el gobernador Gutiérrez; donde cederán 250 hectáreas de tierra, servicios y WiFi y cuyo propósito es reducir los costos de exportación de Vaca Muerta hasta en un 50%. Las empresas que allí se instalen, que hagan uso intensivo de gas, luz, comunicaciones y demás, pagarán los servicios sin el IVA. Es decir: para los trabajadores hay causas, amenazas y represión. Para los empresarios, beneficios millonarios.

Esta lucha tenaz llevada adelante por las familias concitó un gran apoyo popular, en el medio de una crisis habitacional cada vez más aguda, en la que el gobierno municipal prefiere hacer negocios con los terrenos públicos en vez de solucionar el problema.

Hay miles de familias sin tierra y vivienda; muchos de ellos han iniciado expedientes y solicitudes que llevan años durmiendo en el municipio mientras se entregan terrenos sin criterios ni información clara y pública. La lucha por la tierra y la vivienda en Zapala ha tenido un nuevo episodio, que demuestra la necesidad de organizarnos para que esas demandas sean satisfechas.

Vamos por un empadronamiento de toda la población necesitada, por una gran campaña para que se publiquen las tierras oficiales, para que se abra un banco de tierras municipales y la regularización de la tenencia de las tierras. Tierra para vivir y no para la especulación. Loteos sociales y planes de vivienda ya.

También te puede interesar:

Concesiones a los pulpos petroleros con mira exportadora.
En el marco de la jornada nacional de lucha en rechazo a un pacto con el Fondo.
Cortaron la Ruta 22 sobre el puente carretero exigen justicia.
Un círculo vicioso en un contexto internacional difícil.