Boicot al plan de lucha