fbnoscript
3 de marzo de 2016 | #1401

FULP La Mella-Patria Grande: un episodio de esquizofrenia política

Los compañeros de La Mella deben definir, qué rumbo quieren trazar para el movimiento estudiantil. O se encuentran, junto con la UJS-PO y la izquierda, en el campo de la independencia política de la Federación, que conquistó la aprobación del boleto, el comedor universitario, la expulsión de Pérez Albizu y de Piombo y Sal Llargués, o, por el contrario, van camino a integrarse a la variante patronal “nac&pop”, responsable del vaciamiento de la educación pública, de la Ley antiterrorista, de la precarización laboral y de atropellos enormes contra el pueblo
Por Fede Casas
Secretario Ejecutivo Electo de la FULP
El 22 de febrero se reunió la Junta Representativa de la Federación Universitaria de La Plata. Entre los temas a tratar, se encontraba la adhesión al paro nacional convocado por ATE el 24 de febrero.
 
El Frente 20 de Diciembre (La Mella-Cepa-UJS), que conduce la Federación actualmente, asistió con posiciones divergentes frente a ese debate.
La Mella, que ostenta la presidencia, puso a consideración de la Junta una declaración, en la cual se encuentra absolutamente ausente la crítica al gobierno saliente, como si la crisis argentina y los “atropellos brutales a nuestros derechos” hubieran comenzado hace tres meses, al asumir el gobierno de Macri.
 
La UJS-PO, secretaría general de la FULP, hizo una contrapropuesta que incorporaba nuevos elementos. Allí, denunciábamos que el plan de Macri es llevar hasta el final el ajuste que comenzó el kirchnerismo, y que para ello cuenta con el aval de los gobernadores e intendentes de todos los colores políticos. Además, la contrapropuesta llamaba a enfrentar el ajuste de Macri con un programa: salario igual a la canasta familiar, pase a planta de los precarizados, eliminación del impuesto al salario, prohibición de despidos y suspensiones. Por último, proponíamos que la FULP se integre a una columna unitaria de la educación y la ciencia junto a la Fuba, la AGD-UBA y los JCP de La Plata y de Capital Federal.
 
Mientras el resto de la izquierda -Cepa, Insurrectos, Juventud Guevarista, Inti- acordaron con las críticas presentadas por la UJS-PO, el bloque K rechazó tanto la propuesta inicial como las modificaciones y críticas, en nombre de un pronunciamiento de adhesión al paro que publicarían independientemente de lo que allí sucediera, con el sello de la vicepresidencia segunda y los cinco centros que conducen.
La resolución de la Junta Representativa fue convocar, en primer lugar y por unanimidad, al paro y movilización. En segundo lugar, con el aval de la conducción y los siete centros que conduce la izquierda, se resolvió editar un texto que volcara, en mayor medida, las posiciones señaladas en la contrapropuesta de la UJS (ver: www.cor.to/fulpmella).
 
El 23 de febrero, horas antes que sea publicado el texto que aprobó la Junta Representativa, se dio a conocer el pronunciamiento que el bloque K había anticipado. En nombre del “movimiento estudiantil”, y en los mismos términos que la propuesta inicial de La Mella, llamaban a parar contra el gobierno nacional de Macri, sin explicitar con qué programa los estudiantes debíamos parar y movilizarnos. Por ejemplo, ¿las organizaciones K están dispuestas a luchar por el pase a planta y el fin de la precarización laboral que su gobierno impulsó como nadie en la “década ganada”?
 
El pronunciamiento del bloque K nada dice del ajuste de los gobernadores e intendentes. Intentan esconder, por ejemplo, que Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, reprimió brutalmente a los trabajadores estatales que protestaban contra los despidos y el techo salarial en su provincia, el día siguiente a que Bullrich impulsara el protocolo antipiquetes.
Este texto, en el que las organizaciones K se autoproclaman el “movimiento estudiantil”, cuenta con la firma de La Mella-Patria Grande. La corriente que preside la FULP, de esta manera, estaría firmando pronunciamientos contrapuestos en su orientación política, con el agravante de que uno -el del bloque K- desconoce la representatividad y el peso de un organismo de la Federación.
 
Los compañeros de La Mella deben definir, qué rumbo quieren trazar para el movimiento estudiantil. O se encuentran, junto con la UJS-PO y la izquierda, en el campo de la independencia política de la Federación, que conquistó la aprobación del boleto, el comedor universitario, la expulsión de Pérez Albizu y de Piombo y Sal Llargués, o, por el contrario, van camino a integrarse a la variante patronal “nac&pop”, responsable del vaciamiento de la educación pública, de la Ley antiterrorista, de la precarización laboral y de atropellos enormes contra el pueblo. 
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios