fbnoscript
19 de mayo de 2016 | #1411

Docentes Universitarios: la huelga rompió el techo del gobierno y va por más

El congreso de Conadu Histórica resolvió proponer a las federaciones estudiantiles combativas una nueva marcha nacional el 15 de junio por el reclamo de presupuesto y la lucha por el boleto
Después de la inmensa marcha del jueves 12, el gobierno del ajuste nos entregó una nueva propuesta, que fue considerada en asambleas de toda la Conadu Histórica.
 
En menos de 72 horas, los docentes participaron de masivas consultas en cada una de sus universidades. En la UBA, por ejemplo, participaron más de 250 compañeros en asambleas y opinaron vía internet más de 700 docentes. Con estos resultados el congreso de Conadu Histórica mandató a sus paritarios a llevar una contrapropuesta.
 
En la misma se remarca la conquista de arrancarle al gobierno el cierre de la paritaria en febrero, terminando con la postergación que impuso CFK en 2013 cuando, con la colaboración de las burocracias K, nos aplicó una paritaria de 16 meses, llevándonos a junio, separándonos del conjunto de la docencia nacional.
 
El aumento ofrecido (18% en mayo y 15% en  diciembre, por 10 meses) se evaluó como insuficiente. Si bien logramos quebrar el techo del gobierno, aspecto clave de la política del ajuste, las asambleas, apoyadas en la fuerza del movimiento, reclaman mayor porcentaje global y adelantamiento de las cuotas.
 
La contrapropuesta votada por el Congreso consiste en el reclamo de un incremento del aumento general y un adelantamiento de las cuotas, incluyendo, además, el pedido de que la paritaria siga abierta y la formación de comisiones específicas, como la de rentas para los ad honorem.
 
Están las condiciones para poder imponernos. El plan de lucha de la Conadu Histórica, con sus 22 días de paros, cortes y clases públicas en todo el país generó un movimiento de la docencia como no veíamos desde 2005. Obligó a la autodefinida “oxidada” burocracia de Conadu (Yasky) y a los otros gremios entregadores a venir a la rastra. El movimiento estudiantil se solidarizó activamente  con la huelga, levantó la bandera del boleto educativo y puso en evidencia la desfinanciación de un presupuesto elaborado por el gobierno K y los rectores, que ahora implementa el gobierno Macri.
 
La movilización de más de 20.000 personas a Plaza de Mayo convocada por la Conadu Histórica, luego del acto en el Ministerio de Educación, no sólo quebró el techo del gobierno o de cuotas en 2017, marcó la delimitación política con las burocracias sindicales que entregaron los últimos años el salario docente y que,  junto a los acuerdos de decanos del PJ y K y de los rectorados con el gobierno nacional, tabicaron el reclamo docente al Ministerio de Educación sin que el mismo llegue al centro del poder político.
 
El kirchnerismo, que actuó a la rastra hasta acá, que convocó a paros aislados, que arremetió contra toda propaganda de lucha de la Conadu Histórica, que no quiso marchar a Plaza de Mayo, ahora no se plantea ni un minuto más de lucha. Su única propuesta fue “el mejor plan de lucha es no firmar”, lo cual no pasa de una impostura.
 
El congreso de Conadu Histórica resolvió proponer a las federaciones estudiantiles combativas una nueva marcha nacional el 15 de junio por el reclamo de presupuesto y la lucha por el boleto.
 
Nos estamos dando un método para ganar. Nos quedan las paritarias por abajo de la canasta familiar, los aumentos en cuotas y el impuesto de ganancias en los salarios que son pesadas cargas para el movimiento obrero en general y que podremos enfrentar de conjunto con un paro nacional, que el conjunto de las centrales ningunea y por el que se pronunció el congreso de la Conadu Histórica.
 

Compartir

Comentarios