fbnoscript
28 de octubre de 2016

Universidad de Quilmes: una Asamblea Universitaria para garantizar el ajuste

Por Corresponsal
Este 26 de octubre sesionó la Asamblea Universitaria de Quilmes con un sólo punto en su temario, la elección de Rector.
 
Se presentó una sola lista, perteneciente a la agrupación pejotista Convergencia, encabezada por el hasta entonces vicerrector Villar.
 
El saliente rector, Mario Lozano, se va de la Unqui para lanzar su carrera política en el distrito, dejando el poder en manos de una camarilla consolidada, que acordó un presupuesto de miseria, alineada al ajuste de Macri y Vidal. 
 
La UJS desenvolvió una fuerte campaña sobre la Asamblea denunciando esto.
 
Los consejeros de la izquierda se retiraron, rechazando una elección para garantizar el ajuste.
 
A continuación, la intervención de nuestra Consejera Superior:
 
“Buenas tardes, mi nombre es Érica Ávalos, consejera superior por la Izquierda al Frente y la UJS del Partido Obrero. Soy estudiante de la carrera de Recursos Humanos.
 
Señor Rector, señor vice Rector, Consejeros, venimos hoy a traer un reclamo histórico del movimiento estudiantil universitario, el de la democratización.
 
La Universidad de Quilmes, como el resto de las Universidades del conurbano, presentadas como abanderadas de la democracia es todo lo contrario.
 
Estas universidades están alineadas a lo más rancio del neoliberalismo, la Ley de Educación Superior menemista, que con la Coneau intenta regimentar nuestros planes de estudio y el gobierno universitario. Claramente, esto contrasta de lleno con el espíritu nacional y popular que el gobierno pasado y el gobierno de esta universidad dice defender.
 
Hoy enfrentamos un brutal proceso de ajuste encabezado por Macri y todos los gobernadores e intendentes de todos los bloques políticos.
 
Este ajuste es obvio en la universidad, la restricción en la cursada oculta bajo el régimen de los coeficientes oculta la falta de nombramientos docentes que no estuvieron en los planes de la gestión pasada ni están en los de ésta.
 
Ésta es una elección es un trámite para garantizar el ajuste.
 
Los estudiantes necesitamos nombramientos, becas, el boleto educativo, la guardería y la triplicación del presupuesto.
 
Rechazamos esta Asamblea universitaria porque no tiene nada que ver con los intereses de los estudiantes y trabajadores de esta Universidad.
 
Para enfrentar el ajuste es necesario reorganizar la universidad a partir de la intereses de los estudiantes y trabajadores, por eso planteamos un cogobierno real con paridad entre estudiantes y trabajadores y la rediscusión del presupuesto, estatutos y planes de estudio.
 
La educación pública y la ciencia se defienden luchando.
 
Nunca más a esta universidad pueden ingresar las fuerzas represivas, ni resolver sus destinos con los métodos de esta camarilla.
 
Llamamos a todos los consejeros que defienden la educación pública a rechazar esta asamblea y retirarse.”

Compartir