fbnoscript
27 de abril de 2017

Arquitectura UNLP: patota de Franja Morada irrumpe en sesión de Consejo Directivo

Complicidad de las autoridades. Una descomposición imparable.
Por Corresponsal
En Perspectiva - UJS en el DALE! (Mayoría estudiantil en el Consejo Directivo)
Cuando el Consejo Directivo se disponía a debatir sobre la impugnación presentada por el DALE! (Agite + EnPerspectiva—UJS) a la asunción del consejero por la minoría estudiantil de Franja Morada, por haber estado implicado en el robo al Centro de Estudiantes en 2014, irrumpió en la sesión una patota armada por Franja Morada con militantes de otras facultades.
 
Las autoridades, que ya se habían pronunciado contra el pedido de impugnación y contaban con los votos para imponer su posición, rápidamente utilizaron la situación para levantar la sesión.
 
El levantamiento repentino de la sesión tiene un trasfondo claro: evitar discutir las problemáticas estudiantiles, para seguir llevando adelante sus políticas privatistas y restrictivas.
 
Los consejeros del DALE! habíamos colocado proyectos en el orden del día que se oponen por el vértice a la política de las autoridades, y que reclamaban una resolución urgente. En primer lugar, para que la próxima mesa de final no tenga restricciones y sirva a todos los estudiantes para superar los filtros que impone el Plan de estudios. En segundo lugar, para que la Tesis final de Carrera se pueda hacer en ambos Cuatrimestres y no sea un filtro al egreso. Por último, pero no menos importante, un proyecto que exigía el abordaje por parte de la Universidad de dos casos de violencia de género que sufren estudiantes de la FAU. Exigíamos, en un caso, una plaza en el Albergue Universitario para sacar, a la compañera, del ámbito que el violento conoce. En el otro, una beca materno-infantil para suplir lo que el Estado no garantiza: el pago de Alimentos para la víctima y su hijo.
 
 
 
 
 
Con posterioridad al Consejo, las autoridades mostraron la hilacha. Cuando llevamos a las aulas nuestra posición frente al escándalo sucedido, el propio vicedecano, ex militante de Franja Morada, atacó a los gritos a la conducción del Centro frente a cientos de estudiantes. Como era de esperar, la Franja Morada recibió el trato opuesto de su parte.
 
Una vez más, quedaron claros los intereses que cada uno defiende en Arquitectura. De un lado, estamos los estudiantes que defendemos la educación pública, la carrera y los derechos de estudiantes y docentes. Del otro, las autoridades y su agrupación, que prueban con este escándalo una nueva forma de ataque al CEAU, que hace 5 años desarrolla una oposición consecuente a sus políticas privatistas y de restricción a las cursadas. 
 
Es por esto que, en oposición al intento de las autoridades de tirar la pelota afuera, profundizaremos la organización estudiantil y reclamaremos hasta el final el tratamiento inmediato de estos reclamos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios