fbnoscript
8 de mayo de 2017

Lucha contra la tercerización en la Universidad del Comahue

Por Corresponsal
UJS - Comahue
El miércoles pasado, en la sesión ordinaria del Consejo Superior de la Universidad Nacional del Comahue,  se dio un hecho histórico: las trabajadoras tercerizadas de limpieza de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Fadecs) y el movimiento estudiantil arrancamos un pronunciamiento unánime contra la tercerización en la universidad.
 
Dicho pronunciamiento se encuentra precedido por la toma del decanato durante 30 días por parte de las afectadas, que tomaron esa decisión luego de ser despedidas.
 
La gran movilización al Consejo Superior (acompañada por obreros de Zanon, obreras textiles, organizaciones sociales, estudiantiles, sindicatos y organismos de Derechos Humanos) y la claridad política de las intervenciones desnudaron un sistema ilegal y podrido de tercerización. Fue un golpe que presionó y obligó a las autoridades a poner en su agenda la revisión de la situación de la tercerización en la universidad. Fueron notorias las ausencias de Alejandra Olivares, decana de la Facultad de Letras (Fadel), de las agrupaciones del Frente para la Victoria y del decano de la Fadecs, Carlos Pescader, que se retiró durante el cuarto intermedio antes de la votación. La FUC (Cepa-Mella) se pronunció a favor, pero sin delimitarse de las autoridades.
 
El conflicto de las tercerizadas ha enfrentado el ataque de las autoridades y la burocracia de APUNC (sindicato no docente). A pesar de que los representantes del gremio en Neuquén votaron a favor de  revisar el sistema de tercerización en el Consejo Superior, la seccional Fiske Menuco (Gral. Roca) tomó el edificio de Fadecs-Fadel en forma de repudio a dicho pronunciamiento, demostrando que ven en esta lucha una amenaza inminente a su kiosquito.
 
Por su parte, en el Consejo Directivo de la Fadecs-Fadel, los consejeros estudiantiles de la Cepa, La Mella, Miles y Compromiso Estudiantil votaron junto al decano Carlos Pescader que se abra nuevamente una mesa de diálogo, dejando abierta la posibilidad que ingrese una empresa de limpieza. La crisis se palpita: la gestión de la Fadecs anunció su posible renuncia en caso de no solucionarse el conflicto. 
 
La intervención de la UJS  denunció el fraude laboral que implica la tercerización y desnudó el entramado mafioso que hay detrás de ésta, responsabilizando a las autoridades de ser la correa de transmisión de políticas de flexibilización laboral y del ajuste en la UNCo. La Universidad tiene la llave para destrabar el conflicto, reconocer la ilegalidad del sistema de tercerización y proveerles la tan ansiada estabilidad laboral a las trabajadoras en el lugar donde siempre debieron estar, en planta no-docente.
 
 Llamamos a unificar todas las luchas obreras y que el estudiantado actúe con independencia política de todas las gestiones.
 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios