fbnoscript
4 de mayo de 2006 | #944

La patota de Alterini ataca a los estudiantes

La complicidad de Kirchner
Una patota de la burocracia del gremio no docente de la UBA (Apuba), que defiende la candidatura de Atilio Alterini, agredió salvajemente a los centenares de estudiantes que el martes 2 ocupaban las instalaciones de la facultad de Medicina. Alterini es un shuberofista y procesista que pretende quedarse con el rectorado de la UBA. Veinte patoteros se ensañaron brutalmente con el compañero Nicolás Marrero, militante de la UJS-PO de la facultad de Ciencias Económicas, como así también con otros dirigentes estudiantiles. La patota del burócrata Anró repite la política de Busti en el corte de Colón, Entre Ríos, y de Sobisch contra los maestros en Rincón de los Sauces. Estamos ante un renacimiento de la ‘patria sindical’ de los ‘70.
 
La respuesta estudiantil fue inmediata. A pesar del cierre de facultades decretado por Apuba, los estudiantes realizaron varios cortes de calle en los que participaron miles y miles de estudiantes. En una gran parte de las facultades y en la sedes del CBC se realizaron asambleas y cortes masivos de calles. La Fuba anunció que se realizará una presentación penal contra los responsables, y el viernes 5 está prevista una movilización común junto a la Conadu Histórica.
 
Agresión planificada
 
La agresión estuvo cuidadosamente planificada. Los principales dirigentes de Apuba encabezaron la golpiza, entre ellos el secretario adjunto y el de organización.
 
Como en Neuquén, contra los huelguistas docentes, y en Colón, contra el corte de ruta, se armó una zona liberada. En el caso de la UBA, el hostigamiento duró más de media hora. No cabe la menor duda de la complicidad del gobierno nacional.
 
Luego de la agresión, Alterini y Anró, secretario general de Apuba, dieron una conferencia de prensa, apoyándose mutuamente. Si gana Alterini, Anró se quedaría con la obra social de la UBA, Dosuba, o sea con una caja varias veces millonaria.
 
Se profundiza la crisis
 
Ya se han suspendido cuatro Asambleas Universitarias y el próximo 7 de mayo vence el mandado de Jaim Etcheverry, el actual rector.
 
Con la asunción del nuevo Consejo Superior, el bloque alterinista pasa a controlar la UBA pero no podría elegir al nuevo rector. Ya no podrá esquivar responsabilidades.
 
El nuevo Consejo Superior pediría una intervención de la policía. Es muy posible que el propio gobierno quiera aprovechar este cuadro de descomposición para emerger como un árbitro en la crisis. De todas formas el gobierno está fracturado respecto a la candidatura de Alterini.
 
Reforma universitaria
 
El ataque organizado contra los estudiantes ha agregado un cuestionamiento más a la candidatura de Alterini. Pero ni él, ni ninguno de los sectores que lo apoyan, dan un paso al costado.
 
Ha quedado en claro cómo Alterini piensa gobernar la Universidad. Con Alterini como rector vuelven las patotas y la mafia shuberofista. Sin embargo esta consigna no da cuenta de la crisis de la UBA.
 
El reclamo fundamental es una transformación de los estatutos de la UBA. En el plebiscito realizado por la Fuba participaron más de 30.000 estudiantes, que se pronunciaron por un cogobierno de todos los docentes y todos los estudiantes, con la participación de no docentes (pero no la patota). Las camarillas resisten este planteo pero ya han empezado a tirar lastre, prometiendo una nueva Asamblea para dentro de un año, que modificaría los estatutos.
 
Planteamos, por lo tanto, terminar con el régimen de las camarillas y los privatizadores impulsando una nueva reforma universitaria. Los nuevos estatutos deben ser modificados en el lapso de seis meses a partir de una verdadera democratización. Cualquier reforma debe ser sometida a un referéndum, para que sean los 400.000 integrantes de la UBA los que tengan la última palabra.

Compartir

Comentarios