fbnoscript
28 de septiembre de 2017 | #1476

FULP: un congreso a la medida del Rectorado macrista

Por Fede Casas
Secretario Ejecutivo Electo de la FULP
El viernes 22 se desarrolló el Congreso Ordinario de elección de autoridades de la FULP. La Mella-Patria Grande vuelve a la presidencia, esta vez de la mano del Miles, y un rejunte de organizaciones como la Cepa-PCR, PC, Libres del Sur y Funap y el movimiento Evita (randazistas). En segundo lugar se ubicó Franja Morada y en tercer término quedó el frente entre JUP-La Cámpora y Quebracho, quienes venían de dirigir junto al Miles la Federación en el llamado “Frente Milagro Sala”.
 
En cuarto lugar se colocó el “Frente Estudiantil de Izquierda-FEI”, un agrupamiento encabezado por la UJS-PO, que integró a la Juventud del PTS, Insurrectos, Cauce e Izquierda Socialista. Además, esta lista contó con el voto de los delegados de las agrupaciones ligadas a la Juventud Guevarista, que decidieron a último momento no formar parte de la misma.
 
Un año de FULP ultra K
 
El congreso llegó luego de un año en que la FULP desapareció por completo como factor de organización de los estudiantes, ni más ni menos que en el primer tramo del gobierno ajustador de Macri. La FULP “K” nada dijo de la aplicación del Sistema de Reconocimiento Académico, la Coneau del macrismo como en el caso de la Facultad de Ingeniería de la UNLP. Tampoco dio su apoyo, por estos días, a las tomas de los estudiantes en la Capital contra la “secundaria del futuro”. El año de La Cámpora a la cabeza de la FULP sólo sirvió a los fines de un operativo más general de contención del movimiento estudiantil, luego de las masivas movilizaciones por el boleto educativo -aparte de organizar el acto de lanzamiento de la candidatura de CFK.
 
El Rectorado y el congreso
 
El congreso estuvo atravesado por la discusión de cara a la Asamblea Universitaria. La Federación es utilizada -por las agrupaciones radicales y kirchneristas que co-gobiernan la UNLP- como un elemento de negociación a la hora de la repartija de cargos. Las tensiones por los lugares en el aparato universitario del radical Tauber, candidato a rector, con el “kirchnerismo duro” de la JUP-La Cámpora, motivaron otro reagrupamiento de kirchneristas, stalinistas y randazistas, ya que la agrupación directa de Tauber, Franja Morada, no reunía los suficientes delegados.
 
Las agrupaciones que fueron a brindar su apoyo al lanzamiento de la candidatura de Tauber se hicieron de la dirección de la FULP.
 
La nueva conducción: el Frente “7 de Agosto”
 
La conducción electa dio pruebas, en el propio congreso, de que será un obstáculo a la organización estudiantil. En las comisiones votaron en contra la moción de la UJS-PO de rechazar la candidatura de Tauber y pelear por la democratización del gobierno universitario. Los que se llenan la boca diciendo que son “anti-Franja”, apoyarán al mismo rector, y ocuparán de la misma manera cargos en secretarías y direcciones del Rectorado.
 
El nombre elegido también es una demostración de la política que defienden. La reivindicación de “San Cayetano” no debería sorprender por parte de agrupaciones que, más que nunca, actúan bajo los designios del Vaticano.
 
En la universidad, donde los estudiantes peleamos históricamente por una educación laica y científica, tenemos la tarea de reivindicar la Reforma de 1918 -cuando se acerca su Centenario-, organizando a los estudiantes para terminar con estas direcciones estudiantiles burocráticas y abrir paso a una gran transformación de la universidad.
 
El Frente de Estudiantes de Izquierda
 
La declaración resuelta por el bloque de fuerzas que conformamos el FEI plantea la necesidad de pelear por un movimiento estudiantil independiente, en momentos en que las corrientes que conducen la FULP, y las que son “oposición”, tributan al Rectorado que no es más que la correa de transmisión de las políticas antieducativas del gobierno de Macri.
 
Planteamos durante el congreso el apoyo a las tomas de los secundarios en la Capital contra la reforma educativa y la necesidad de enfrentar esa reforma en nuestra universidad, que ya tiene su expresión en Ingeniería con la aplicación del Sistema de Reconocimiento Académico. Nos manifestamos por una gran campaña reclamando la aparición con vida de Santiago Maldonado y la exigencia de fuera Bullrich. Nos pronunciamos por un movimiento estudiantil que se ligue a la clase obrera para hacerle frente al ajuste en marcha. El congreso, en definitiva, deja planteado un escenario abierto en el movimiento estudiantil. La ruptura del Frente “Milagro Sala” en la FULP puede dar lugar a rupturas de los frentes en las facultades de cara a las elecciones de los centros de estudiantes. En Psicología y Humanidades, el Frente conformado por La Mella y Miles puede clarificar ante los estudiantes el carácter ficticio de la polarización que se instala hace años entre esas agrupaciones.
 
En este cuadro, la UJS-PO tiene una gran oportunidad para dar un salto en la organización estudiantil y dar nuevos pasos en las elecciones de los centros.
Convocaremos a todas las fuerzas que se consideren independientes de los que gobiernan el Estado y a las autoridades del Rectorado, a pelear en común para terminar con la burocracia estudiantil y abrir paso a una nueva etapa, donde los estudiantes movilizados sean protagonistas de grandes transformaciones sociales.

Compartir

Comentarios