fbnoscript
31 de mayo de 2018 | #1504

Docentes universitarios

Convocatoria al congreso nacional de la Agrupación Naranja

Sábado 9 de junio, en la Facultad de Ciencias Sociales UBA (Santiago del Estero 1029).
Por Corresponsal
Agrupación Naranja de Docentes Universitarios

La estampida del dólar, de los tarifazos impagables, de la carestía, de la financiación de una fuga de capitales por más de 8.000 millones de dólares -que al tipo de cambio actual es similar a la suma de los 100 mil millones robados a los jubilados en diciembre y todo el presupuesto universitario- no han sido pruebas suficientes para el imperialismo y los acreedores, y han hecho caer el plan económico del macrismo.

El gobierno nacional se ha encontrado con la imposición de recurrir “al prestamista de última instancia”, el FMI, ratificando el principio del fin de todo el armado gradualista. Sin embargo, este armado ha contado con sólidos apoyos de sectores enteros de la burguesía nativa y de su representación política local, empezando por los gobernadores del PJ y concluyendo por las burocracias sindicales.

Es por esto que el gobierno pudo confiscar a los jubilados, enviar el proyecto de reforma laboral por cuotas y, por sobre todo, hacer pasar las paritarias del 15% en la mayoría de los gremios, incluidos aceiteros y La Bancaria. En la universidad, el proceder de Macri, Finnocchiaro y los rectores es una provocación alevosa que redobla cuando intenta “enchufar” esta rebaja salarial, luego de seis meses de congelamiento y ofreciendo un 2% de incremento hasta junio.

El gobierno nacional eliminó, de hecho, la paritaria de los docentes universitarios, ya que sólo hubo tres reuniones. Lo ha hecho con la absoluta complicidad de Fatun, que ya firmó su paritaria -como parte del “club del 15%”-, y de Fedun, UDA, Ctera y Fagdut, que no han llamado ni a un solo día de paro durante todo este proceso. La responsabilidad del kirchnerismo, expresada tanto en la conducción de la Conadu Yasky como en sus posiciones dentro de otros gremios, es también fundamental: se han negado consecuentemente a estructurar un plan de lucha progresivo y con continuidad para derrotar semejante ajuste en los salarios y en el presupuesto.

Si bien la Conadu Histórica ha desplegado acciones en las jornadas de diciembre, ha convocado al paro y la movilización el 15 de febrero, y a paros de 48 horas desde el 5 de marzo, no ha superado la implementación de cuatro paros rutinarios que no son suficientes para quebrar el plan de gobierno. Por lo tanto, en los hechos, se ha ido a la rastra de las propuestas de la Conadu Yasky, que centra todo su programa en “que le vaya mal al gobierno” y “votar bien en 2019”.

La lucha es hoy

Más que nunca está planteada la necesidad de imponer en todos los sindicatos asambleas generales que voten el mandato de paros progresivos y de una semana, hasta romper el techo del 15%; la realización de congresos de delegados en cada federación docente, sean de la CGT o de las CTA, para poner en pie un movimiento huelguístico que quiebre el plan de Macri, los gobernadores y los rectores contra la educación pública en general y la universidad en particular, y congresos de delegados con mandatos surgidos de asambleas de docentes en cada universidad para discutir cómo imponemos los reclamos docentes y también, de todos los sindicatos, de la CGT y de las CTA, para poner en pie el paro activo nacional y el plan de lucha de todos los trabajadores para decir: “Fuera el FMI”, “Abajo la reforma previsional”, “No a la reforma laboral” y a toda la política antiobrera y antipopular.

Para deliberar y resolver el despliegue de una política de independencia del gobierno, los gobernadores, los rectores y las burocracias sindicales, y reforzar a nuestros sindicatos de base con ese mismo rumbo, convocamos al congreso de la Agrupación Nacional Naranja de docentes universitarios e investigadores, el sábado 9 de junio, desde las 10 horas, en la Facultad de Sociales (Santiago del Estero 1029, Ciudad de Buenos Aires).
 

Compartir

Comentarios