fbnoscript
13 de junio de 2018

Vigilia en Psicología UBA por el aborto legal

Vamos por una enorme jornada de lucha.

En la noche del 12 se realizó una vigilia en la Facultad de Psicología de la UBA. De esa forma, y luego de la convocatoria de la Federación Universitaria de Buenos Aires (Fuba), Psicología se suma a las vigilias en Filosofía y Letras, Sociales y Farmacia en la UBA; a las tomas en la Universidad Nacional de La Plata (Bellas Artes, Humanidades, Trabajo Social y Psicología) y a los más de quince secundarios tomados por la conquista de este derecho elemental para el movimiento de mujeres. 

La asamblea en la que se votó la vigilia fue precedida por una intensa deliberación política. Desde el EPA! (agrupación de la UJS-Partido Obrero e Independientes) planteamos desde el día sábado la necesidad de organizar un paro estudiantil que sea acompañado por la toma de la Facultad a efectos de contrarrestar la enorme presión ejercida por la Iglesia para perpetuar el aborto clandestino, un régimen de disciplinamiento de las mujeres.

Partiendo de la idea de que si la Iglesia se organiza, los estudiantes también, comentamos en cada curso la necesidad de retomar el legado de los estudiantes de la reforma universitaria de 1918. Si ellos batallaron por la expulsión del clero de la universidad, hoy la pelea es por la conquista el aborto legal, lo que significaría una derrota de esa misma Iglesia, del régimen político asociado a ella, y un paso en la lucha por la separación del clero del Estado.

La recorrida por los cursos fue acompañada por decenas de pañuelazos donde una enorme mayoría se pronunció a favor del aborto legal. El antecedente de este pronunciamiento fue el plebiscito organizado por la Fuba, que contó en la Facultad con el voto de más de 1500 estudiantes -un 96% a favor. Ese pronunciamiento preparó el terreno para que la facultad se tiña de verde por el aborto legal.
En contraste con esta intensa campaña en los cursos, la conducción del centro de estudiantes de El Impulso (Libres del Sur y La Mella-Patria Grande) convocó a la asamblea por la intensa presión de las circunstancias, pero sin preparar una concurrencia masiva. En ese marco es que durante la asamblea se opuso a la vigilia con argumentos vacíos (“estamos todos cansados”, “no podemos decidir por todos” -negando la asamblea como tal-, “lo importante es mañana” -como si no se llegara al Congreso con una mayor proyección y capacidad de presión luego de una vigilia), y no se refirió a la Iglesia en ningún momento, a la cual evidentemente no quiso contraponerle toda la fuerza de la Facultad. La votación de la asamblea a favor de la vigilia significó una derrota política de El Impulso, que sacó a relucir su conservadurismo. 

Con la vigilia, y el corte de calle realizado en la mañana del 13, las y los estudiantes de Psicología encaramos el desafío de participar masivamente de una jornada que puede ser histórica, y partir de la pelea por el derecho al aborto legal, para colocar las reivindicaciones del movimiento de mujeres y el movimiento estudiantil sobre nuevas bases sociales. Desde el EPA! nos lanzamos a esta pelea con un gran sentido del momento histórico y por eso decimos: ¡la lucha es ahora! 
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios