fbnoscript
5 de julio de 2018

El MILES, del “frente antimacrista” al #FraudeMacrista en la Fuba

El MILES (que en la UNLP es la co-presidencia de la FULP junto a La Mella), fue una pieza clave del reciente operativo fraudulento de Franja Morada y el Rectorado de la UBA para copar la Fuba. Los que agitan el "frente antimacri" no tuvieron empacho en aportar sus 3 delegados al quórum del congreso trucho de la juventud del gobierno y sus socios de la UES y el MLI (agrupaciones peronistas), cuyo propósito es desarmar la mayor herramienta de organización estudiantil de la UBA para allanar el camino a la aplicación de una reforma educativa que más temprano que tarde chocará duramente con el estudiantado.

Estamos frente a un nuevo capítulo de esta política, que se suma a lo ocurrido durante la elección de rector en la UNLP. Allí, el MILES y otras corrientes (Patria Grande-PCR-etc.) formaron parte de un enorme bloque político -que encabezaron los radicales- para ungir rector al arquitecto Fernando Tauber, un hombre del radicalismo y del gobierno nacional. El "valor" de Tauber reside en haber reunido a todas las camarillas de profesores -desde el radicalismo al progresismo "izquierdista"- en un plan estratégico común, cuyo eje es la privatización educativa, el aval a la reforma del gobierno, y la utilización de fondos de la UNLP para una política de contención social.

En ese momento, estas agrupaciones "antifranja" defendían el acuerdo cerrado con la propia Franja sobre la base de una supuesta "disputa desde adentro". Apoyados en la incapacidad de derrotar lisa y llanamente a la derecha, planteaban que esta era la forma de "frenarla". Pero el congreso de la Fuba ha puesto las cosas claras, porque si MILES hubiera sido consecuente con su discurso "anti-Franja" y "anti-Macri", alcanzaba con el simple retiro de sus 3 delegados para desbaratar el fraude macrista en la Fuba. 

Con esto, el MILES ha puesto sobre la mesa la profunda ligazón que mantiene con las autoridades universitarias. La política de contención de la lucha que llevan adelante en los centros que dirigen y en la FULP, es la expresión concreta de estos acuerdos espurios.

El derrotero del MILES muestra que para enfrentar al gobierno, la independencia política de las camarillas universitarias es un elemento indispensable.

En esta nota:

Compartir