fbnoscript
16 de julio de 2018

Universidad Nacional de La Plata: un nuevo régimen de negociados

Por Fer López Plá
Consejero Superior por Arquitectura

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata votó un paquete de ordenanzas y resoluciones presentado por el presidente de la misma, Fernando Tauber, que modificará principalmente los regímenes de celebración de convenios, de administración económico-financiera y de acceso a la información y protección de datos.

En relación con los convenios, se agiliza su negociación y ejecución, al tiempo que se refuerza la protección de los responsables de estos negociados -el presidente y los decanos-, con la lógica del secreto comercial y sin que tengan que rendir cuentas en los órganos de cogobierno. 

A discreción

Con las nuevas regulaciones, estas autoridades tendrán potestad no solo para concretar o disolver estas vinculaciones, sino también para nombrar quiénes conformarán los órganos de control. 
También el régimen de acceso a la información y protección estará bajo el mando de los mandamases de las unidades académicas, sin que nada pase por la consideración de los órganos de cogobierno. Las autoridades se amparan en el “secreto empresarial” establecido en el artículo 8 de la Ley de acceso a la información pública (27275) -utilizado por las empresas para el ocultamiento de las cuentas y el aval a los despidos-; y se valdrán del mismo para blindar el manejo discrecional de las cajas extrapresupuestarias.

Estas metodologías han llevado a que la UNLP se encuentre denunciada por el faltante de 5.000 millones de pesos de subsidios estatales. Con el modelo del "autofinanciamiento" de las universidades propuesto por la Ley de Educación Superior menemista, las camarillas sacan rentas disponiendo de los recursos humanos y materiales de la universidad pública.

A su turno, se encomendará a la Secretaría de Administración y Finanzas todo lo que corresponda al manejo de fondos de compras y contrataciones, de subsidios de extensión e investigación, del procedimiento de pedido de fondos y procedimientos internos para rendición de fondos provenientes de la Secretaría de Políticas Universitarias.

A 100 años de la Reforma Universitaria los órganos de cogobierno quedan completamente por fuera de la discusión de las vinculaciones inter e intra institucionales y del financiamiento extrapresupuestario.

Enfrentar la privatización

Este nuevo régimen de convenios viene a profundizar el camino de privatización marcado por la LES y la CoNEAU con la excusa del autofinanciamiento por parte de las Universidades Nacionales, en sintonía con la reforma educativa basada en la degradación de los títulos de grados (la 1254/18) y el vaciamiento de las carreras para adecuar a la universidad a la reforma laboral flexibilizadora. Es la contracara del ajuste que viene llevando adelante el gobierno de Macri y que se agravará con los dictámenes del FMI en el presupuesto 2019.

Los consejeros estudiantiles de la Franja Morada, los K y del Miles y la Mella -conducción de la FULP- votaron todos a favor de la propuesta de Tauber pactada con todos los decanos, incluidos los peronistas y progres. 

La voz disonante en el recinto fue la de la bancada estudiantil de la UJS-PO, por la facultad de Arquitectura.

Rechazamos esta reforma denunciando su orientación privatista. Frente a este escenario es necesaria la apertura de los libros contables ante toda la comunidad educativa y que todos los convenios y contratos estén bajo control de estudiantes y docentes, en paridad, en los órganos de gobierno. 

También defendemos el financiamiento único estatal como parte de la lucha por la autonomía universitaria, poniendo en pie una universidad al servicio de las necesidades de las grandes mayorías. El no inicio de clases votado masivamente por los docentes tiene que ser un punto de apoyo para que lxs estudiantes impulsemos asambleas e iniciativas de lucha para derrotar la reforma educativa, para ir por presupuesto y por todas nuestras reivindicaciones.

Compartir

Comentarios