fbnoscript
6 de agosto de 2018

El 13A todos al abrazo en defensa de la universidad pública

Involucra a las universidades de Quilmes, Arturo Jauretche y a la ESET
Por Corresponsal

El día jueves 2 de agosto en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) se llevó adelante una nueva asamblea interclaustro convocada por todos los gremios y centros de estudiantes de la universidad. En la misma se votó un abrazo a la universidad (acordado en la anterior asamblea) en conjunto con la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) de Florencio Varela y con la ESET perteneciente a la UNQ, ubicada en Ezpeleta. Asimismo la asamblea culminó con una movilización a la estación de Bernal.

La asamblea se encontró atravesada por el doble crimen de Moreno que fue consecuencia del sistemático vaciamiento que sufre la educación pública en todos sus niveles por parte de todos los gobiernos.

Los sucesivos recortes en el Presupuesto educativo que fueron impulsados por Macri, cuentan con el aval de todos los bloques, desde el PJ hasta el kirchnerismo, que han votado sistemáticamente en el Congreso. Ahora, el pacto con el FMI solo acelerará el ataque a la educación pública, que se verá plasmado en el Presupuesto 2019 que lleva la firma del FMI y está siendo negociado por todos los bloques que se encuentran preparando sus armados electorales.

Mientras tanto las gestiones kirchneristas y pejotistas de las universidades del Conurbano hace años que acatan estos presupuestos de ajuste. En particular, las gestiones de la UNQ se han encargado de administrar la universidad como una empresa mediante la generación de recursos propios avalada por la privatizadora Ley de Educación Superior (LES) menemista. Las inversiones en la bolsa, la especulación inmobiliaria, la venta de patentes a empresas privadas y los negociados con los municipios le han dejado una enorme cantidad de fondos libres que de ninguna manera han sido puestos al servicio de mejorar la calidad de la educación que brinda.

El actual rector, Alejandro Villar, se ha convertido en un administrador del ajuste presupuestario que dicta el gobierno nacional con la finalidad de recortar gastos y mantener las ganancias de los negociados privados.

Desde la UJS- Partido Obrero, co-conducción del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales, Economía y Administración (CECSEA), hemos denunciado sistemáticamente el acatamiento por parte del Rectorado del ajuste de Macri y Vidal. Exigimos al rectorado de la universidad la apertura de los libros y que presenten el estado financiero de la universidad al conjunto de los trabajadores y estudiantes. 

Los estudiantes y trabajadores de la universidad no podemos quedar presos de quienes han dirigido la universidad durante más de 10 años en beneficio de sus intereses y de las patronales y ahora pretenden encorsetar a la docencia y al movimiento estudiantil detrás del “hay 2019”; debemos constituir una alternativa independiente que luche por derrotar el techo a las paritarias que se le quiere imponer a nuestros docentes y contra el vaciamiento de la universidad pública.

Los estudiantes y trabajadores de las universidades del conurbano debemos apoyarnos en la unidad obrero-estudiantil y este 13A realizar masivos abrazos en la UNAJ, en la ESET y en la UNQ. Asimismo, debemos profundizar el camino que venimos desarrollando, coordinando a todos los estudiantes y trabajadores en una gran asamblea interuniversitaria que logre acciones que rechacen de conjunto las políticas de ajuste sobre la educación y preparen la huelga general educativa para derrotar el plan de Macri y el FMI sobre la educación. Organicemos la universidad sobre los intereses de los trabajadores.

¡Vamos a la UNAJ  a las 11 hs!

¡A las 14 hs nos volvemos a encontrar para abrazar la ESET y finalizamos a las 17 hs abrazando la UNQ!
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios