fbnoscript
17 de agosto de 2018

UBA: Franja Morada y el PJ le entregan los locales estudiantiles al rectorado

Por Juan Winograd
Docente de matemática del CBC y Consejero Superior
UBA: Franja Morada y el PJ le entregan los locales estudiantiles al rectorado

Clases públicas en abril en el CBC de Montes de Oca.

Por si faltaba algo para dejar en claro que la fraudulenta “nueva Fuba” tiene como objetivo debilitar la organización estudiantil, la votación en el Consejo Superior de una resolución que le quita a la Fuba los locales en las sedes del CBC es definitoria. Se trata de un golpe directo a la organización de los estudiantes del CBC, los más castigados por el ajuste y las restricciones a la cursada.

La resolución que se aprobó este miércoles, con el voto de los consejeros de Nuevo Espacio, la UES y el MLI, deroga la de 1988 por la cual la UBA garantizaba a la Federación estudiantil el derecho a tener locales en todas las sedes del CBC. Tanto los locales como la gestión de los apuntes que se vendían allí son traspasados a Eudeba (la editorial de la UBA), que no garantiza ni un precio accesible para los materiales de estudio ni las becas que otorgaba la Fuba.

La presencia de la Fuba en los locales tenía un claro sentido gremial, ya que al estar en sedes separadas de las facultades los estudiantes del CBC tienen poco acceso a sus centros de estudiantes. De hecho, en estos 17 años la presencia física y militante de la Fuba fue clave en el apoyo a los docentes del CBC, en la pelea por las condiciones de cursada y en luchas emblemáticas como el cierre de la sede Merlo. La provisión de los apuntes a bajo precio y de becas del 50% y del 100%, constituyen un aspecto más del papel organizativo que ha venido cumpliendo la Fuba en todas las sedes. Con el verso del “negocio millonario”, Nuevo Espacio y compañía entregaron una conquista fundamental de los estudiantes de la UBA: el derecho a tener locales donde organizarse en todas las sedes. 

Un alerta para todos los centros de estudiantes

En su informe final, el rector Alberto Barbieri reivindicó la resolución adoptada con el argumento de que estaban corrigiendo una “irregularidad”, a saber, que un gremio de la UBA desarrollara tareas comerciales. Para desnudar la hipocresía del argumento, basta tomar el caso de los estacionamientos de Paternal y Ciudad Universitaria cedidos por el propio Barbieri al sindicato no docente, Apuba, donde se recaudan fortunas. Pero en cualquier caso, es una señal de alarma para los estudiantes de todas las facultades, ya que la “irregularidad” que Barbieri denuncia es común a todos los centros de estudiantes. Ocurre que en su experiencia histórica, el movimiento estudiantil de la UBA conquistó espacios y locales que, allí donde hay conducciones combativas, son una herramienta para la organización y para suplir algunas de las funciones que la universidad no garantiza, como apuntes y comedores. La resolución del Consejo Superior es por lo tanto un tiro por elevación a todo el movimiento estudiantil. 

Derrotemos el golpe de Macri y el rectorado

Mientras el Consejo Superior les arrebataba los locales a los estudiantes, las sedes del CBC eran sacudidas por la huelga docente que tuvo un acatamiento altísimo y una enorme simpatía estudiantil. La fortaleza que pretenden demostrar Nuevo Espacio-Franja Morada y sus aliados va a contramano de la caída de la imagen del gobierno y del alza de la lucha educativa. En las elecciones que tendrán lugar en pocas semanas, tenemos el desafío y la oportunidad de avanzar sobre las fuerzas del régimen y darle un golpe al operativo estatal para quebrar la Fuba independiente. Mientras tanto, vamos a seguir garantizando una presencia militante de la federación en los CBCs. No está dicha la última palabra.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios