fbnoscript
24 de agosto de 2018

Bariloche: crece la lucha en defensa de la universidad pública y en apoyo a la lucha docente

Por Alejandro Britos y José Dominguez
Estudiantes de Historia de Comahue

Esta mañana se llevó adelante una masiva asamblea inter-claustros con la presencia de más de 350 personas, impulsada por docentes y estudiantes de la Universidad del Comahue (UNCo) y de Río Negro (UNRN) en el Centro Cívico de Bariloche.  A la misma se adhirieron sectores de trabajadores en lucha como los de Agricultura Familiar, docentes de la Universidad Tecnológica Nacional y del Instituto Balseiro y estudiantes secundarios.

Además de impulsar una multisectorial con otros gremios y estudiantes, la asamblea interclaustros e interuniversitaria resolvió realizar clases públicas en las calles y movilizar el 30 de agosto, desde las 17hs de Onelli y Moreno a la Plaza de los Pañuelos, en consonancia con la marcha nacional.

La numerosa asamblea convocada demuestra las reservas de lucha del movimiento estudiantil-docente contra la asfixia presupuestaria en las diferentes sedes universitarias, más allá de la parálisis de las conducciones de los centros de estudiantes –como es el caso de la agrupación peronista Resistencia Sur, que dirige el del Centro Regional Universitario Bariloche (Crub), y actuó el año pasado boicoteando la lucha docente.

Estas medidas de lucha se dan en el marco de múltiples acciones contra el ajuste a nivel nacional. La toma de la UNRN sede Cipolletti, sumada a las que se votaron en asamblea y realizaron en La Pampa, Mendoza, San Luis, Córdoba y la UBA, marcan el camino a seguir. También las asambleas masivas y clases públicas en las otras sedes del Comahue, como Fadecs (General Roca) y Neuquén.

La deuda de partidas presupuestarias, tarifazos y ajuste dictado por el FMI agrava la situación del Crub, que adeuda salarios a trabajadores no docentes y actualmente corre el riesgo de no poder pagar los servicios como luz y gas. El Crub sufre carencias en materia de aulas, comedor, becas y planta docente –sobre la que, además, se sostiene un régimen de tercerización laboral que data de décadas, con la complicidad del rector de la UNCo Gustavo Crisafulli.

Frente a la complicidad de los rectores con el ajuste y privatización de las universidades –e incluso con la represión a los que luchan, como se vio en la Facultad de Derecho de Córdoba-, es clave el desarrollo de una lucha estudiantil independiente de las autoridades junto a los docentes y no docentes para ganar un aumento presupuestario, el aumento salarial para nuestros docentes, sacar a la LES y la Coneau de la universidad y conquistar un comedor universitario, becas, apuntes y el conjunto de nuestras reivindicaciones.

El 30, ¡todas y todos a la plaza de los pañuelos!

En esta nota:

Compartir

Comentarios