fbnoscript
27 de agosto de 2018

Psico UBA: copemos Plaza de Mayo

Con los docentes podemos ganarle al ajuste de Macri, las autoridades y el FMI.
Psico UBA: copemos Plaza de Mayo

Docentes y estudiantes de Psico en la jornada de clases públicas en Plaza de Mayo del 24 de agosto

Llegamos a la cuarta semana del cuatrimestre con una lucha universitaria enorme y en ascenso. La huelga docente tiene una grandísima adhesión y hay una decena de universidades tomadas en todo el país, en medio de movilizaciones gigantes. En la Facultad de Psicología de la UBA, el paro docente se sintió como nunca y se suman cada vez más clases públicas. Con la lucha docente, crece también el apoyo estudiantil. La inmensa pelea educativa y las clases públicas en Plaza de Mayo quebraron el cerco mediático instalando la crisis de la Universidad en la agenda nacional. Con todo, esta semana se torna decisiva para tirar abajo el ajuste de Macri, las autoridades y el FMI.

Macri y Biglieri, unidos por el ajuste

Quien hasta ahora mantiene un silencio cómplice frente a esta situación es el decano de la Facultad, Jorge Biglieri. Lo une al gobierno de Macri tanto su pertenencia radical como el hecho de que aplica su política de ajuste en Psicología. De esto dan cuenta el apoyo al recorte de las actividades reservadas para los graduados, los cierres de comisiones, la precarización e inestabilidad laboral docente y la pretensión de ir por un recorte de las carreras.

El interés principal de Biglieri y las autoridades de la UBA no está en el salario docente, sino en evitar que el recorte presupuestario obligue a echar mano de los recursos propios que son la base de sus negocios –y en que en la Facultad pasan los 70 millones de pesos (por posgrados, convenios con empresas, etc). Esperan la oportunidad para entregar a la docencia como moneda de cambio.

Lobos con piel de cordero

Biglieri tiene sus agentes en el movimiento estudiantil: el EDI. Ahora, a medida que fue creciendo la pelea contra el ajuste del gobierno y las autoridades, pasó de un discurso oficialista de que la Facultad “mejora”, a posar de opositor; un simulacro detrás del cual está la interna de Cambiemos, donde los radicales quieren servirse de la crisis educativa para poner a un funcionario propio en el Ministerio de Educación. Como Biglieri, el EDI está a la expectativa de desarmar al movimiento estudiantil siguiendo intereses que no son los de estudiantes y docentes.

Que el EDI no cuestiona el ajuste se ve por su colaboración con el que sucede en la Facultad, apoyando despidos docentes -como en la cátedra de Ética- o haciendo silencio sobre los cierres de comisiones. Pero también por sus pares de Franja Morada en todo el país, como la ex Presidenta de la FUA Josefina Mendoza, que declaró que “no hay desfinanciamiento de la Universidad”. Por eso en las asambleas, como en Cuyo y Jujuy, la juventud radical es repudiada por su lazo con el gobierno. 

Superemos la tregua. Unidad para luchar

Junto con los autoridades universitarias se encuentran las burocracias sindicales de la docencia universitaria, tanto peronistas (Aduba-Fedun) como kirchneristas (Feduba-Conadu) que por segunda vez levantaron la huelga en un claro guiño al gobierno. Pero varias regionales de estas Federaciones y la propia docencia se muestran dispuestas a continuar la pelea. En esta línea, la Conadu Histórica y la AGD-UBA convocan a seguir con la huelga esta semana. La burocracia sindical docente quiere ponerle llave de clausura a esta enorme lucha tras la movilización del día jueves, y por eso quiere limitar su destino al Ministerio de Educación, para no llevar una inmensa marea universitaria a la Plaza de Mayo, a metros de la Casa Rosada.

En aras de la “unidad”, las agrupaciones de la conducción del centro de estudiantes, El Impulso (Libres del Sur y La Mella), quieren llevarnos a esta línea de tregua. Una vez más, su seguidismo al kirchnerismo y al peronismo, con quienes quieren formar listas en 2019, se traduce en un freno para una movilización a fondo de la organización estudiantil. La unidad no debe ser para cancelar la lucha sino para llevarla hasta el final. La enorme pelea que docentes y estudiantes venimos llevando adelante muestra que hay fuerzas para ir a fondo y llevar la rebelión universitaria a la Plaza de Mayo, el centro del poder político.

Cómo seguir

La defensa de la Universidad está por entero en manos de docentes y estudiantes. Y la capacidad de organizarnos en forma independiente del gobierno y las autoridades es la llave para superar todas las trabas y ganar esta lucha. En esa perspectiva, desde el EPA! (UJS-PO e Independientes) convocamos a votar la toma de la Facultad este miércoles 29 en asamblea y movilizarnos el jueves a la Plaza de Mayo. La marea universitaria que se movilizará esta semana tiene que llevar sus aguas al epicentro del ajuste que vivimos estudiantes y docentes: el pacto del gobierno con el FMI.

Contra el intento de que el jueves sea la clausura de esta lucha, vamos con el planteo de la Fuba de una asamblea inter-estudiantil la próxima semana que defina los pasos a seguir. Junto a los docentes, llevemos a fondo esta pelea para ganarle al ajuste del gobierno, las autoridades y el FMI.

Agenda de lucha:

Miércoles 29: 18 hs, Asamblea y vigilia

Jueves 30: 15 hs, radio abierta de la AGD / 16 hs, abrazo a la Facultad / 17 hs: salimos de Congreso, vamos a Plaza de Mayo

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios