fbnoscript
29 de agosto de 2018

Universidad de Quilmes: Asamblea interclaustro resuelve toma y vigilia hacia la marcha federal educativa

Nos movilizamos a Plaza de Mayo.

El lunes 27, en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), la asamblea interclaustro votó acciones de lucha previas a la marcha federal educativa; resaltando la toma y vigilia del día miércoles.

El enorme paro protagonizado por los docentes universitarios en todo el país no tuvo como excepción a la UNQ. El acatamiento casi total de la medida incluyó dos importantes clases públicas, una en la estación de Quilmes y otra frente al Rectorado de la universidad, que esta semana serán replicadas. 

Esta contundente respuesta de parte de nuestros docentes al techo paritario que le quiere imponer el gobierno nacional da muestras de las enormes reservas de lucha de la docencia universitaria que obligó al reclamo del 30% a su gremio ADIUNQ, a contrapelo de su federación CONADU.

Este paro estuvo precedido por un enorme abrazo en defensa de la universidad pública en rechazo al recorte presupuestario producto del pacto de Macri con el FMI, avalado por todos los gobernadores desde Vidal a Alicia Kirchner.

En la UNQ, Alejandro Villar, actual rector, ha continuado las políticas ajustadoras de su antecesor Lozano. La falta de nombramientos docentes y, por tanto, la falta de oferta horaria así como la precarización docente son moneda corriente. Las aulas vacías son puestas a disposición de los cada vez más cuantiosos posgrados pagos, así como proliferan los convenios con empresas privadas y la venta de patentes, que dejan como saldo una enorme cantidad de recursos propios que Villar y Lozano han manejado a su gusto.

Que ahora Villar y el conjunto de los rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) muestren su ´preocupación´ por el recorte presupuestario no es sobre la base de una defensa de la universidad pública sino en defensa de cajas propias que han sabido construir. Así como el apoyo a la mentada reforma educativa que el CIN ya aprobó, demostrando que sus intereses son completamente ajenos al de los estudiantes y trabajadores que día a día ponen en pie las universidades públicas. Es por esto que los estudiantes y trabajadores de la educación que consecuentemente venimos desarrollando la defensa de la educación pública de ninguna manera podemos quedar presos de quienes quieren defender sus intereses y de sus armados electorales de cara a las elecciones del 2019.

Los estudiantes y trabajadores no tenemos 2019 alguno, la lucha es ahora. Es por esto que debemos rebalsar la Plaza de Mayo este jueves para conducir a la victoria a nuestros docentes y profundizar aún más las medidas en defensa de la educación pública.

La Plaza de Mayo que será el escenario donde se concentren las distintas luchas de todos los niveles educativos debe ser el puntapié inicial para avanzar aún más en la coordinación de la lucha. Es por esto que debemos profundizar las instancias como las asambleas interclaustro que pusimos en pie, y las tomas de cara a la victoria de los docentes para derrotar el plan de ajustes y reformas de Macri, los gobernadores y el FMI.

En esta nota:

Compartir

Comentarios