fbnoscript
30 de agosto de 2018

50 mil personas en Córdoba reivindicaron la unidad de obreros y estudiantes contra el ajuste

El documento leído en el acto central, en Plaza Olmos, exigió “Fuera Macri, Fuera el FMI”.

La rebelión y marcha nacional universitaria tuvieron su expresión en Córdoba capital con una manifestación de más de 50 mil personas, en el marco de una extendida ocupación de facultades y sedes de la Universidad Nacional de Córdoba y de un masivo proceso asambleario del estudiantado y la docencia. 

En el acto de cierre, en Plaza Olmos, representantes de la asamblea interclaustros e interfacultades de más de 1.000 personas realizada días atrás leyeron un manifiesto  que reivindicó el “derecho sagrado a la insurrección” proclamado por los reformistas del ’18 en defensa de la educación y por una “universidad de los trabajadores”, defendió la unidad obrero-estudiantil como el camino para derrotar el ajuste y planteó “Fuera Macri, Fuera el FMI”. 

La marcha pasó por encima del boicot de las burocracias estudiantiles y docentes de Franja Morada y el kirchnerismo. La gremial Adiuc, que había levantado la asamblea docente del día martes, resolvió a último momento asistir con una reducida delegación, y organizó un festival en el camino a la plaza, que fue esquivado por los manifestantes.

En la cabecera de la marcha estuvieron presentes los combativos activistas de Luz y Fuerza, en lucha contra el intento del gobernador Schiaretti de reventar sus conquistas y privatizar la empresa provincial de energía. Los obreros tomaron la palabra en el acto y fueron ovacionados por los manifestantes, en medio de cánticos que reivindicaron la tradición de lucha común de trabajadores y estudiantes del Cordobazo.

Este es el texto completo del manifiesto leído en el acto:

Manifiesto de la asamblea general universitaria

En una multitudinaria Asamblea General en la que participaron la mayoría de las Facultades de la UNC desde sus respectivos espacios asamblearios que nuclean estudiantes, egresades, docentes y no docentes, representantes de la SECyT y la UNVM, decidimos unánimemente tomar el Pabellón Argentina.

Les estudiantes decidimos ocupar nuestros pabellones en repudio al sucesivo ajuste que se viene llevando a cabo a nivel nacional de la mano de Macri y el gobierno de Cambiemos en la educación pública, siguiendo las recetas del

FMI. El mismo empezó con un recorte presupuestario de más de 3 mil millones de pesos, además de la subejecución presupuestaria para gastos corrientes y de salarios que repercute en el normal funcionamiento de las diferentes unidades académicas.

Apoyamos fervientemente el reclamo de nuestros docentes por el 30% de aumento salarial y reclamamos el aumento del presupuesto necesario para hacer frente a nuestras demandas que durante años han sido postergadas. 

La ocupación del Pabellón Argentina se suma a las cuatro ya existentes o realizadas en las facultades de Artes; Arquitectura, Urbanismo y Diseño Industrial; Filosofía y Humanidades; y Psicología. También ha sido un impulso para que se sumen nuevas ocupaciones votadas en masivas asambleas de base por lxs estudiantes en Facultades como la de Ciencias de la Comunicación, la de Ciencias Sociales y las sedes de UNVM de Villa María, San Francisco y Córdoba. Una verdadera rebelión educativa recorre el país en toda su extensión y crece día a día con la toma de Facultades en distintas universidades nacionales tales como la UBA, UNCuyo, la UNR, la UNSL, la UNLP, la UNER, la UNRN (sede Cipolletti), la UNMDP, UNCo (sede Neuquén), UNJu y UNCA.

Cada vez más Facultades de la UNC y otras universidades nacionales eligen organizarse en asambleas de base por carreras que confluyen en Asambleas Interfacultades-Interclaustros como órganos máximos de decisión. Como Asamblea General Universitaria llamamos al conjunto de la comunidad educativa del país a profundizar sus propios espacios de debate y construcción política desde las bases.

Durante este nuevo proceso de masificación de las asambleas de base, queremos expresar nuestra preocupación y repudio a las medidas concretas tomadas por las autoridades en contra de la autoorganización estudiantil.

Decretando el cierre de los edificios, suspendiendo de forma abrupta las actividades como ocurrió en las facultades de Exactas y Derecho. Esta última, desalojada por el accionar de la Policía de la Provincia de Córdoba en acuerdo con el decano Barrera Buteller, violando la autonomía universitaria. Medidas que se complementan con una campaña difamatoria y persecutoria contra les estudiantes. Entendemos que estas acciones no han hecho más que producir un fuerte rechazo en toda la comunidad educativa y una potente masificación de las asambleas.

Lxs estudiantes estamos en pie de lucha y reivindicamos más que nunca, a 100 años de la Reforma, «nuestro derecho sagrado a la insurrección» en pos de la defensa de la educación pública, gratuita, laica, popular, inclusiva, feminista y de calidad.

El gobierno nacional destina millones de dólares a pagar una deuda fraudulenta e ilegítima, contraída por los grandes empresarios, estatizada por la última dictadura cívico-militar y pagada durante todos los gobiernos posteriores sin afectar a los sectores concentrados de la economía que, por el contrario, se vieron beneficiados por ello, sino ajustando al pueblo trabajador, como se hace notar en el profundo recorte presupuestario para las universidades públicas.

En esta dirección le decimos NO al pago de la deuda externa. ¡Fuera Macri! ¡Fuera el FMI! Plata para educación, no para especuladores financieros. 

Por eso exigimos que el aumento del presupuesto universitario sea sobre la base del no pago de la deuda externa como también la eliminación de los subsidios a la Iglesia Católica, que sólo en sueldos de obispos constituyen el mismo monto de lo que se destina en presupuesto universitario.

Repudiamos el nefasto accionar de la Policía de la Provincia de Córdoba dentro del predio universitario. Exigimos que se haga público el convenio entre la UNC y la Policía y ¡que se vaya la policía de la UNC! La seguridad será garantizada por la comunidad educativa. 

Exigimos la renuncia inmediata de Barrera Buteler, decano de la Facultad de Derecho, responsable directo de la represión a lxs estudiantes de dicha Facultad que se organizan en asambleas. 

Rechazamos los despidos, vaciamiento y recorte presupuestario en los organismos de Ciencia, Técnica y Cultura (CONICET, INTA, INTI, SSAF, INCAA); la reducción al acceso de Carrera de Investigador Científico en el CONICET y la degradación de los sistemas de becas de grado y postgrado.

Repudiamos a la contrarreforma político-académica impulsada por el actual Rector Hugo Juri para profundizar la mercantilización y arancelamiento de la educación superior, al promover una mayor injerencia de monopolios y empresas multinacionales en las decisiones políticas de la universidad y nuestros planes de estudios. Por esto, ¡nos alzamos en lucha por la democratización de la universidad! Abajo las ponderaciones, por un claustro único docente, para que la universidad sea puesta al servicio del pueblo trabajador. ¡Fuera las empresas de la UNC!

Bregamos por la derogación del Sistema Nacional de Reconocimiento Académico, que avanza en la creación de un banco de materias, flexibilizando las carreras de grado y degradando nuestra formación para equiparar la formación y evaluación educativa, favoreciendo el desarrollo y lucro de instituciones privadas en detrimento de las universidades nacionales. De esta manera, también nos oponemos al Programa Compromiso Social Estudiantil en las condiciones en que actualmente se desarrolla porque entendemos que se trata de un voluntariado obligatorio no remunerado que pone nuestros conocimientos y formación académica al beneficio de diferentes empresas e instituciones. ¡Todo trabajo o práctica profesional debe ser remunerado dignamente!

En sintonía con lo anterior, exigimos la derogación de la LES y repudiamos la intervención de la CoNEAU en nuestra universidad. Estamos en contra de cualquier intento de mercantilización de la educación pública. La educación no debe mirar a los grandes intereses privados, sino atender principalmente las necesidades y demandas del pueblo trabajador puesto que es éste quien financia el sistema educativo nacional en su totalidad.

Así mismo, la Asamblea General Universitaria manifiesta su ferviente apoyo a la campaña nacional por la total separación de la Iglesia del Estado e impulsamos la remoción de todos los símbolos religiosos que se encuentren en los edificios de nuestra universidad. A 100 años de la Reforma, seguimos luchando por una educación laica y realmente inclusiva. 

En el marco de las enormes movilizaciones por los derechos de las mujeres y disidencias sexuales adherimos a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito. ¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir!

Nos posicionamos firmemente en contra de cualquier tipo de violencia de género. Con el fin de enfrentarla efectivamente en nuestra universidad exigimos el presupuesto necesario para aplicar el Plan Integral contra la violencia de género en la UNC, partiendo de la designación mínima del 3% del presupuesto total para su implementación. Exigimos la aplicación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral y que todas las cátedras tengan perspectivas de género transversales a toda la currícula.

Demandamos la quita del Honoris Causa a Abel Albino otorgado por la UNC, a causa de sus dichos retrógrados sobre el VIH y contra el uso de preservativo. En este sentido, creemos absolutamente necesario el tratamiento y la aprobación de la nueva ley de hepatitis virales e infecciones de transmisión sexual.

Por una real aplicación de la ley de identidad de género en la UNC, exigimos el verdadero acceso al sistema de salud de las personas trans y travestis: tratamientos hormonales, operaciones de resignación y atención de endocrinólogos especialistas. Cupo laboral trans y travesti. Y apertura de sumario a médicos que se nieguen a reconocer estas identidades.

Justicia por Wanda Navarro de Jesús María, ¡Ni Una Menos!

Desde la Asamblea General Universitaria apostamos a la unidad obrera estudiantil como el camino estratégico para derrotar el ajuste del gobierno. Repudiamos la represión a les trabajadores del astillero Río Santiago en La Plata y la avanzada represiva del gobierno de Macri. Rechazamos el decreto que habilita el accionar de las fuerzas armadas en asuntos de seguridad interior y el avance represivo en el país.

Apoyamos la lucha de lxs trabajadorxs de Luz y Fuerza en defensa de su convenio colectivo de trabajo. Nos pronunciamos en contra del intento de privatización de EPEC por parte del gobierno provincial, con el cual pretende sentar un precedente para avanzar sobre las conquistas del conjunto del movimiento obrero e imponer la reforma laboral. 

Así mismo, repudiamos la persecución y represión del gobierno de Ortega a estudiantes y el pueblo de Nicaragua. En estos momentos, con más fuerza que nunca les estudiantes decimos: ¡Universidad de les trabajadores, en Argentina y toda América Latina!

En esta nota:

Compartir