fbnoscript
4 de septiembre de 2018

Conclusiones de la segunda marcha educativa en Córdoba

Por Emiliano Pereira y Cintia Frencia
UJS / Frente Docentes en Lucha
Conclusiones de la segunda marcha educativa en Córdoba

Foto: Iván León

Por segunda vez en menos de una semana una masiva movilización de más de 60.000 personas ganó las calles de Córdoba en defensa de la educación pública el pasado jueves 30/8. En consonancia con la Marcha Federal Educativa que congregó a más de 400.000 personas, y miles en todas las plazas del país, la asamblea interfacultades/interdependencias se convocó en la tarde del jueves 30 en el Pabellón Argentina para movilizarse al Patio Olmos.

Bajo la consigna ‘Abajo el ajuste de Macri y el FMI- Aumento del presupuesto universitario’, la marcha fue encabezada por representantes de las asambleas estudiantiles, docentes y no docentes, y por una importante delegación de compañeros de Luz y Fuerza, que se encuentran en estado de asamblea permanente frente al intento de privatización del área automotores. Tras la bandera de la asamblea interfacultades, se organizaron masivas columnas de las asambleas por facultad, columnas de los estudiantes y docentes preuniversitarios del Manuel Belgrano y el Monserrat, que fueron seguidas por las organizaciones sindicales que acompañaban la movilización, y la izquierda. A la rastra de la movilización impuesta por el activismo estudiantil y docente, se sumaron a último momento las banderas de ‘La Bisagra’, Franja Morada, y la conducción del ADIUC.

La marcha constituyó un triunfo político en toda la línea ante las persistentes maniobras de las burocracias estudiantil y sindical, de las autoridades, y los aprietes de la justicia. Una verdadera marea verde partió de Ciudad Universitaria, bajando por segunda vez la bandera papal del monumento de la reforma al grito de ‘Iglesia, Estado/asunto separado’. Consignas como ‘EPEC escucha tu lucha es nuestra lucha’, ‘fuera, fuera, fuera Macri, fuera’ y ‘caminan por las calles los hijos del Cordobazo’, se escucharon a lo largo de toda la movilización, llevando a las calles el programa político votado días previos en la masiva asamblea interclaustro/interfacultades.

El activismo desplaza a las conducciones burocráticas

La foto que marcó el carácter de la movilización fue el enorme escenario vacío montado por ADIUC de espalda a la marcha, mientras la multitud lo esquivaba para terminar con la lectura del documento elaborado por los estudiantes. Así se expresó en las calles la ruptura política del masivo activismo estudiantil con Franja Morada y ‘La Bisagra’, que un día antes habían movilizado a todo su aparato a la asamblea de arquitectura, que terminó levantando la toma de esa facultad, en una ajustada votación (900 a favor de levantar, 850 en contra).

Una crisis similar sacudió a la conducción de ADIUC, que horas antes de la movilización debieron convocar y marchar a la rastra de los estudiantes, que ocupan ya cinco facultades y el Pabellón Argentina. El recule de la conducción kirchnerista se debió a la creciente adhesión que recogen las ocupaciones y la movilización entre los docentes, con su expresión más clara en la convocatoria a la marcha resuelta por la asamblea interclaustro del Monserrat. Días previos una enorme asamblea interclaustro en la Facultad de Psicología ratificaba por unanimidad el apoyo a la toma del pabellón, mientras en asambleas interclaustros se ocupaban las facultades de Sociales y Comunicación. La adhesión a último momento del gremio, sin embargo, no logró ocultar las intenciones de desmovilizar en pos de disciplinar el movimiento docente, y particularmente estudiantil, a las exigencias de Juri y Macri, quienes supeditan el desarrollo de la mesa de negociación al levantamiento de la Huelga.

Sin duda, esta nueva situación deja planteado el enorme desafío de desplazar a las agrupaciones de las gestiones de los centros estudiantes y de la FUC, tarea que sólo puede llevar adelante el activismo y la izquierda. De la misma manera que se encuentra planteada la superación de la conducción entreguista de ADIUC.

La defensa y extensión de las ocupaciones, el paro, las clases públicas y las movilizaciones es una tarea central para llevar el movimiento a la victoria, y el mejor escenario para sacar todas las conclusiones políticas del proceso. Desde la UJS y el Frente Docentes en Lucha planteamos “Fuera Macri y todo el régimen corrupto de kirchneristas, macristas y pejotistas”; y la necesidad de avanzar inmediatamente  en un paro activo de 36 horas y plan de lucha, de la comunidad universitaria junto al movimiento obrero, que inicie con una gigante movilización obrera-estudiantil, hasta derrotar al gobierno.

Te puede interesar: Huelga universitaria en Córdoba: Quiénes luchan –y quiénes capitulan– ante Macri y Juri
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios