fbnoscript
6 de julio de 2006 | #953

Universidad de Buenos Aires: El gobierno promueve a otro "procesista"

Movilización el 17 de Julio
El Consejo Superior de la UBA convocó para el 17 de julio a una nueva Asamblea Universitaria. La resolución fue aprobada sin debate, en una reunión que duró apenas algunos minutos, y que además aprobó en bloque más de 400 expedientes sin debate ni el conocimiento de su contenido.
 
La convocatoria, luego de cuatro fracasos consecutivos, fue allanada por la intervención directa del gobierno nacional. Luego de un ‘apriete’ a los cuatro decanos opositores para que reconozcan al vicerrector trucho Franco, dejando de lado sus posiciones anteriores en contrario. Filmus citó a todos los decanos y pactó la realización de la Asamblea. Les prometió un plus presupuestario si se vota a Aníbal Franco como rector. No debería sorprender que dentro de las promesas de Filmus esté la presencia de la Policía Federal para proteger la Asamblea. Por de pronto, tendrá lugar en vacaciones de invierno.
 
Pacto reaccionario
 
El gobierno nacional aparece pactando con el alterinismo-shuberofismo la votación de un rector peronista. Para la mafia radical quedarán los principales puestos de la UBA, o sea, el manejo del presupuesto. Los que pensaban llegar al poder a través de Alterini, ahora lo harán de la mano de Kirchner-Filmus.
 
El gobierno nacional ha hecho un pacto con el alterinismo apoyando a quien iba a ser su vicerrector, que también fue un colaborador de la dictadura como Alterini. Aníbal Franco fue integrante, en esos años, del Consejo Asesor de la Facultad de Veterinaria. ¿Dirán algo, ahora, las Madres de Plaza de Mayo y Hebe de Bonafini, o aceptarán sin chistar las órdenes de la Casa Rosada?
 
¿Y la democratización?
 
El pacto con el gobierno nacional es un pacto contra la democratización de la Universidad. En la misma sesión trucha que se eligió a Franco como vicerrector se votó una comisión para adaptar los estatutos de la UBA a la Ley de Educación Superior menemista.
 
Dicha resolución establece que toda reforma estatutaria debe contar con la aprobación del Ministerio de Educación, o sea que viola la autonomía. En síntesis, la intervención de Kirchner-Filmus se resume en apoyar a otro candidato procesista.
 
Llamamos al movimiento universitario a movilizarse contra la Asamblea reaccionaria. Abajo el pacto Kirchner-Alterini. Fuera Franco. Anulación de la Ley de Educación Superior. Por una reestructuración de la Universidad sobre nuevas bases.

Compartir

Comentarios