fbnoscript
6 de septiembre de 2018

La ocupación de Exactas-UBA

Una nueva situación política en la facultad

Los últimos días cambiaron el cuadro de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. El lunes, por imposición del FEM-La Mella (actual conducción del centro) y La Cámpora, habían arrancado las elecciones del Centro de Estudiantes; a las 16hs, por decisión unánime de la Junta Electoral, las mismas se suspendieron para movilizarnos al ex Ministerio de Ciencia y Tecnología cuya disolución acababa de anunciar el presidente Macri. Pero La Mella y el kirchnerismo, que concebían la movilización como un accidente acotado -“vamos al MinCyT, nos sacamos una foto y mañana la ponemos en la plataforma electoral”- fueron superados por los estudiantes y terminaron arrastrados a la toma de la facultad y la suspensión de las elecciones.

Al día siguiente, una asamblea de 300 estudiantes ratificó la toma y a propuesta de En Acción-UJS votó un programa: 30% de aumento y gatillo para los docentes, contra el recorte en ciencia, restitución del gas en el Pabellón 2, boleto educativo gratuito, becas para todo el que lo necesite, recuperación de los guías en Tecnópolis, derogación de la resolución 1.254 y por jornadas democráticas para discutir los planes de estudio. Pase lo que pase en adelante, esta irrupción del movimiento estudiantil ya creó una nueva situación.

Viva la huelga docente

Bien sabemos los estudiantes de ciencias que la generación espontánea no existe y la lucha de clases no es la excepción. La nueva situación que se abre fue preparada en primer lugar por la huelga docente que tuvo y tiene un impacto enorme en la facultad. El techo salarial del macrismo y la disposición de los docentes a quebrarlo sacudió un ámbito caracterizado por el academicismo y la meritocracia. Incluso después del levantamiento de la huelga por parte de la federación docente Conadu (kirchnerista), los departamentos de Ecología, Biodiversidad, Química Inorgánica y Química Orgánica votaron seguir parando. Allí donde los profesores no paran (Matemática), hay un principio de rebelión de los auxiliares que imponen el paro en los hechos, poniendo en evidencia la diferenciación social al interior del claustro docente.

En este cuadro se ve el enorme valor de un sindicato sin compromisos con el régimen universitario, como es la AGD, que ofreció un canal para esta rebelión docente. Los estudiantes tenemos que tomar nota.

Se quiebran los diques de contención

Los docentes primero y los estudiantes ahora están pasando por encima de una gestión con una retórica anti-gobierno pero que no está dispuesta a sacar los pies del plato. El decano Juan Carlos Reboreda votó en el último Consejo Superior la resolución propuesta por Franja Morada-Cambiemos que reivindicaba el “canal de diálogo” abierto por el gobierno. Más lejos aún fue su aliada Graciela Morgade (decana de Filosofía y Letras) que reivindicó la unidad en la acción con el macrista Emiliano Yacobitti, luego de que este llame, cínicamente, a “despartidizar” el debate.

En sintonía con las autoridades, el bloque FEM-Cámpora actuó como un factor de contención de los estudiantes. Primero, cuando votaron en la comisión directiva en contra de marchar a la Plaza de Mayo, segundo al rechazar la convocatoria a una asamblea estudiantil previa a la marcha y tercero al poner la fecha de elecciones en medio de la rebelión educativa. Es sintomático que en las tres oportunidades, el FEM y La Cámpora fueron desautorizados por los estudiantes y tuvieron que cambiar su discurso.

La hora de la izquierda

La izquierda y en particular nuestra agrupación, En Acción, ganó una enorme autoridad en este proceso. No es solamente la consecuencia de los traspiés de las otras fuerzas sino el resultado de una política que puso en primer lugar el desenvolvimiento de la lucha contra el gobierno. El FEM y La Cámpora pretenden reanudar las elecciones el lunes. Que eso efectivamente ocurra dependerá del alcance que tenga la ocupación de la facultad y la movilización estudiantil. Lo que está claro es que la posibilidad de que la izquierda llegué a la conducción del CECEN aparece ahora con un nuevo impulso. Sería el mejor golpe al ajuste de Macri y las autoridades.

En esta nota:

Compartir

Comentarios