fbnoscript
11 de septiembre de 2018

Cómo sigue la lucha en la Universidad de Córdoba

El kirchnerismo universitario, al servicio del gobierno y las autoridades

Durante el día lunes se desarrollaron asambleas estudiantiles e interclaustros en las facultades de Arquitectura, Diseño y Urbanismo; Filosofía y Humanidades; Comunicación; Sociales y Psicología de la Universidad de Córdoba, así como la asamblea extraordinaria de la gremial docente de Adiuc, para discutir el curso de acción de cada lugar y claustro. El resultado figura un nuevo escenario para la lucha educativa que lleva desde hace cinco semanas de paro la UNC.

Tomando nota de las declaraciones del rector Hugo Juri -quien durante el viernes pasado salió al cruce de la huelga-, la conducción de Adiuc se apresuró para intentar cerrar el conflicto, convocando a una asamblea extraordinaria del sindicato el domingo a la noche... para el lunes. Así, violando los estatutos del propio sindicato, las camarillas radicales, kirchneristas y del pejota provincial bajaron de sus oficinas afiliando docentes de manera punteril a votar como brazo de yeso y levantar el paro votado hasta el próximo jueves por la asamblea docente de la semana pasada.

Por el lado estudiantil, también el régimen se jugó a levantar las tomas de los pabellones. En cada asamblea de base de las facultades se desenvolvió una enorme lucha política. En aquellas donde tiene una influencia mayoritaria el kirchnerismo -como Comunicación y Sociales- las tomas se levantaron; mientas que continúan las ocupaciones en Artes, Arquitectura, Filosofía y Psicología y en Pabellón Argentina (sede del rectorado), como resultado de la enorme lucha política desenvuelta por la izquierda y el activismo independiente.

El día de ayer deja enormes conclusiones políticas sobre los propios acontecimientos. En cada asamblea estudiantil La Bisagra, Sur y lo que queda de La Mella (que supieron dirigir la FUC hace menos de dos años, bajo la insignia de la “más amplia unidad para enfrentar a la derecha morada”) votaron y actúan en unidad justamente con Franja Morada. Lo más burdo se dio en Comunicación, donde las agrupaciones del régimen tuvieron que hacer votar hasta ¡tres veces! para forzar que se levante la ocupación. Párrafo aparte merece La Bisagra en Psicología, que tan sólo 24 horas después de quedar en minoría en la propia asamblea emitieron un comunicado anunciando que como conducción del CEP no participarán más de la ocupación de la facultad.

Con este escenario, siguen firmes la lucha y las exigencias a las autoridades sobre el pliego de reivindicaciones elaborado por las asambleas. El martes 11 se desarrollaba una nueva asamblea interfacultades y nos preparamos para movilizar el próximo jueves desde el Pabellón Argentina, en el marco del paro convocado por Ctera y la Conadu. El próximo 22 nos preparamos para ser parte del Plenario del Sindicalismo Combativo en Luz y Fuerza, y organizar desde allí una participación destacada del movimiento estudiantil en el paro nacional del 25.

A pesar del operativo político del régimen, el proceso de lucha que vive la UNC ha adquirido un rumbo que no tiene vuelta atrás: la dinámica de auto-organización en asambleas de base y la interfacultades ha superado ampliamente a las conducciones burocráticas de los centros y la FUC; con debates y elaboración colectiva madura una nueva dirección para el movimiento estudiantil con la tarea de recuperar los centros como herramientas para la lucha. Con la acción directa como método de lucha, una coordinación nacional con el resto del movimiento estudiantil en lucha y las federaciones recuperadas, una clara impronta antiestatal y la unidad obrera-estudiantil desde las bases como norte político para enfrentar al gobierno provincial, nacional y al FMI.

En Córdoba, a 100 años de la Reforma, se ha vuelto a prender la llama de la insurrección. Frente un escenario de crisis, donde el gobierno recrudece su ataque a lxs trabajadores, esta lucha recién comienza y nos preparamos para vencer.

En esta nota:

Compartir

Comentarios