fbnoscript
7 de septiembre de 2006 | #962

UBA: Total impasse de las camarillas profesorales

En el cuadro de huelgas de los sindicatos de la Universidad, se ha reavivado la crisis política de la UBA. Un sector del bloque de Buzzi, el decano de Medicina, ha pedido la renuncia del actual vicerrector Franco, ante la evidencia de que no reúne los requisitos legales para ocupar un cargo en el Consejo Superior; iría, incluso, a la Justicia para impugnar a Franco y exigir su remoción.  

El sector de Franco quiere evitar, ahora él, la convocatoria a la Asamblea Universitaria. Mientras tanto, quieren nombrar los secretarios y manejar la UBA como si hubieran ganado el Rectorado. El año que viene el propio Franco se postularía como candidato a rector.  

Pero si Franco se viera obligado a renunciar a su cargo volvería a ocupar el sillón de rector provisorio el propio Buzzi, o sea, la misma situación que existía hace varios meses. ¡Las camarillas no han logrado avanzar ni un centímetro luego de meses de crisis política! 

Que se vayan todos  

La Fuba fue la primera en denunciar que Franco no reunía los requisitos estatutarios para ocupar el Vicerrectorado. Señalamos también que fue, como Alterini, un colaborador de la dictadura, en el Consejo Asesor de la Facultad de Veterinaria. Por último, denunciamos que la sesión que había elegido a Franco fue trucha. En ese momento, los 4 decanos 'progres', luego de apoyar la posición de la Fuba se dieron vuelta y sostuvieron a Franco con el bloque de Buzzi. 

La crisis de las camarillas no tiene salida. Ningún sector tiene autoridad para asumir el Rectorado. Desde principios de año hasta la fecha el libro de pases entre los distintos bloques no se cerró nunca, demostrando que no hay ninguna divergencia de peso entre ellos sino sólo una pelea por la caja. Mientras tanto la UBA se cae a pedazos por la falta de presupuesto. 

La única posición justa, ante esta situación, debe ser la siguiente: que se vayan Franco y todos los que lo apoyaron. Abajo la Asamblea Universitaria reaccionaria. Por una Asamblea docente-estudiantil para democratizar la UBA y salir a luchar por los reclamos urgentes que están pendientes.  

Compartir

Comentarios