fbnoscript
26 de febrero de 2019

La Unsam se prepara para un 8M masivo por el aborto legal

La semana de 16 al 22 de marzo fue una semana a pura organización independiente para los estudiantes ingresantes de la Universidad Nacional de San Martin. La Caldera (UJS-PO + independientes) realizo seis exitosas charlas debate para preparar un 8M masivo por el aborto legal. Participaron más de 50 estudiantes, fundamentalmente de las escuelas de Humanidades y de Ciencia y Tecnología, entre los que colocamos 40 boletines del PdT.

En las aulas se registró gran indignación a partir de la denuncia que realizamos sobre el cuadro de violencia sobre las mujeres (1 femicidio cada 28hs, 1 de cada 4 mujeres niñas menores de 18 años abusada, la precarización laboral, los despidos, los 14 pesos de presupuesto por mujer etc) lo que motorizó a que se anoten más de 200 personas en planillas para participar de actividades, charlas y del propio 8M.

En las reuniones, hubo acuerdo en cuanto a la necesidad de levantar la bandera del aborto legal, lo cual va a contramano del planteo del kirchnerismo-pejotismo de no pelearnos con la iglesia y los celestes, con vista a las elecciones. Esta posición fue defendida en una de las reuniones desde un planteo nacionalista de izquierda, bajo la tesis de que a un gobierno PJ-K sería pasible de “condicionarlo”, e imponerle una “agenda feminista en la medida que no se abandonen las calles”. Sin embargo, durante los 12 años de gobiernos K, el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto fue presentado siete veces en el Congreso y otras tantas fue cajoneado por los bloques oficialistas. Además, fue la jefa política del kirchnerismo, la senadora Cristina Fernández, la que a la hora de votar en el Senado pidió “no enojarse” con la Iglesia y le exigió al bando celeste que trajera “alternativas” a la legalización del aborto. Ahora, ha trascendido que CFK negocia el apoyo político de una parte de la iglesia evangélica.

Los reclamos específicos de la Unsam también fueron puestos a debate. Se discutió la necesidad de exigirles a las autoridades reclamos elementales como más luminaria en los alrededores y al interior de la facultad. Estas mismas autoridades posan de progresistas pero no garantizan ni siquiera un régimen especial de becas y de cursada para víctimas de violencia de género. La dirección de género y las autoridades se han demostrado impotentes frente a casos de abuso el año pasado, ocurridos y denunciados en la propia universidad.

Por último, cabe mencionar la ausencia completa de la conducción del Centro de Estudiantes de Humanidades (La José Martí) en la preparación de este 8M.

Se resolvió un esquema de actividades para la semana entrante, que incluyen murales, pañuelazos, pasadas por cursos, afichadas, y la junta de miles de firmas para que no pasen falta el 8M y no tomen tema nuevo (clave, ya que en el ingreso sólo se puede faltar una vez) y para que la Universidad también garantice micros para favorecer una participación masiva en el 4to Paro Internacional de Mujeres.

En esta nota:

Compartir

Comentarios