fbnoscript
26 de febrero de 2019

Vamos a la asamblea estudiantil de mujeres y disidencias

Este miércoles 27, las secundarias, terciarias y universitarias nos encontraremos en la Facultad de Medicina-UBA en la asamblea estudiantil de mujeres y disidencias impulsada por la FUBA, la FUNA, la CEB y la CET para preparar un gran paro educativo este 8M. 

En lo que va del año, ya existen 33 femicidios en nuestro país. Los casos de niñas violadas y obligadas a parir por injerencia de la Iglesia y los gobiernos como los casos de Jujuy y Tucumán, desataron la reacción y salimos a las calles en la gran movilización del 1F y la concentración en la casa de Tucumán el día de ayer reclamando “Niñas, no madres”. El 19F, nos volvimos a encontrar en las puertas del Congreso con un gran pañuelazo para exigir aborto legal.

Las estudiantes fuimos protagonistas de la marea verde que conmovió el país en 2018, y con ese impulso fuimos partícipes también de la rebelión en defensa de la educación pública. Nos organizamos en comisiones de géneros para echar a los funcionarios violentos de los lugares de estudio protegidos por las autoridades y nos pronunciamos por la separación de la Iglesia del Estado en cada asamblea.

Hoy, nos preparamos para hacer temblar la tierra en un nuevo paro internacional por el día de la mujer trabajadora. Nos movilizamos contra todo un régimen que nos somete desde niñas a ser incubadoras, negando nuestros derechos y nuestra sexualidad. Exigimos el aborto legal y la educación sexual científica y laica, sin intromisión de las Iglesias oscurantistas que no se contentaron con bloquear la ley IVE en el Congreso  sino que ahora quieren impedir la ESI con la campaña “ConMisHijosNoTeMetas”, en defensa de un modelo familiar opresivo y autoritario que según Unicef tiene a una de cada 4 niñas como víctimas de abuso sexual infantil.

Siempre con las pibas, nunca con la Iglesia

El gran debate de la asamblea estará atravesado por el carácter del paro y las consignas. Las organizaciones kirchneristas y ligadas al Vaticano se niegan al cierre de las facultades y a convocar un paro general para que todxs lxs estudiantes y trabajadorxs puedan marchar el 8M desde Congreso a Plaza de Mayo.

Pretenden desviar el eje de lucha por el aborto legal por considerarlo “poco estratégico” en un año electoral. Quieren ocultar la responsabilidad de los gobiernos provinciales y las Iglesias para defender sus acuerdos políticos y alianzas electorales con el PJ, Grabois y compañía. Con el planeto de “sacar a Macri”, CFK llama a la unidad de los pañuelos verdes y celestes, las iglesias evangelistas y el peronismo. Mientras tanto, el Papa declara al feminismo como “machismo con falda” y convoca una cumbre sobre abusos en el Vaticano para autopreservar a la propia Iglesia, dejando el asunto en manos de quienes encubren a los miles de denunciados. 

El movimiento de mujeres y disidencias organizado en asambleas hace años se declaró anticlerical y ratificó su independencia política de todos los gobiernos. Caer en una extorsión electoral de este tipo sería un paso atrás. 

Vamos por un gran paro educativo el 8M

Desde la juventud del Plenario de Trabajadoras, como presidencia de la FUBA y la FUNA, llevaremos el planteo de un gran paro educativo con corte de calle en Plaza Houssay junto a la AGD y la Conadu Histórica que ya convocaron al paro, a diferencia de las centrales sindicales que siguen en silencio.

Además, impulsaremos intercomisiones en todos los lugares de estudio para analizar y discutir protocolos de intervención en casos de violencia de género. Una herramienta que celebran y se adjudican las autoridades de la Universidad y que hasta el momento solo sirvió para amparar docentes misóginos y funcionarios violentos. 

El 8 de marzo, en unidad obrerx-estudiantil, paremos el mundo por las mujeres y disidencias. Seamos miles en las calles para decirle al Estado #mirácómonosorganizamos por el aborto legal y la aplicación de los abortos no punibles, la separación de la Iglesia del Estado,  por educación sexual laica y científica, contra los femicidios y todo tipo de violencia.

Compartir

Comentarios