fbnoscript
30 de mayo de 2020

Universidad Nacional del Comahue: la lucha empieza a rendir sus frutos

Más que nunca, reforcemos la batalla por los grandes reclamos pendientes
Por Sol Canet
vicepresidenta del Centro de Estudiantes de Humandides

Las autoridades de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) anunciaron el pago de las becas de los meses de junio y julio a los estudiantes que trabajan en los espacios estudiantiles como bares, kioscos y fotocopiadoras. Se trata de una conquista de  la lucha librada en estos meses que incluyó campañas virtuales, petitorios y concentraciones en las puertas del Rectorado. Sin embargo, la medida tiene enormes limitaciones, ya  que no contempla el pago de los meses de marzo, abril y mayo.

Frente al anuncio de que solo se pagarían los meses de junio y julio, se desarrolló una concentración el pasado miércoles 27. Esta convocatoria fue realizada por la Federación Universitaria del Comahue (FUC),  donde concurrieron  representantes de la misma, distintos centros de estudiantes, becarios, estudiantes de la universidad y agrupaciones de izquierda.

El PCR y Miles, quienes dirigen la federación, invitó a la acción de lucha a la Secretaría de Bienestar que forma parte de la gestión de la universidad. Allí, rápidamente quedó en evidencia que esta Secretaría es una correa de transmisión del ajuste de las autoridades, ya que  no brindó ninguna solución a los reclamos que les estudiantes venimos manifestando desde que se suspendieron las clases. Fue tan así, que la Secretaría en cuestión dijo que las becas económicas aplicarían solamente  para estudiantes regulares, algo que justamente está cuestionado por las dificultades de mantener la regularidad, por la complicaciones que encierra la cursada en la virtualidad y la crisis económicas de los estudiantes.

Por otra parte, en lo que concierne a las becas de ayuda económica que fueron dadas de baja, y que no se pudieron renovar por la suspensión de las mesas de marzo, la respuesta fue que les estudiantes tuvimos las mesas de febrero para regularizar esta situación, lo cual es una provocación y un intento de las autoridades  de no reconocer nuestros derechos estudiantiles.

Sobre la entrega de los módulos alimentarios para les estudiantes becaries y quienes los necesitan, se quisieron justificar con que la universidad se encuentra en cuarentena por decreto nacional y no se puede obligar a nadie a que reparta los módulos. Argumento indignante, porque la universidad en el marco de su autonomía puede establecer las medidas de emergencia para cientos de estudiantes que no tienen para comer.

El 10 de junio marchemos con todes

Es indudable que la conquista del pago de las becas de junio y julio es consecuencia de la lucha librada. Sin esa pelea previa, las autoridades no hubieran ejecutado ninguna medida.  Pero siguen quedando grandes reclamos, porque la gestión de la universidad está empecinada en aplicar un ajuste sobre las condiciones sociales y de estudio.

Frente a esto, está planteada una nueva acción estudiantil el próximo 10 de junio.  A esta nueva convocatoria debemos impulsarla con todes porque representa una instancia formidable para conquistar nuestros reclamos. A esos fines, la UJS impulsa una reunión abierta virtual para el próximo martes.

Es clave que impulsemos esta nueva concentración con independencia del rector Cristafulli y sus  secretarías. Es que ha quedado muy claro que la dirección de la Secretaría de Bienestar estudiantil es hostil a nuestros reclamos.

La UJS adhiere a la convocatoria que se prepara para el de 10 junio y llama movilizar desde el monumento al Rectorado.

Llamamos a todes les estudiantes de la UNCo a reforzar el plan de lucha por el pago de los meses adeudados, los módulos alimentarios, el alta de las becas económicas, el aumento de las becas Progresar a $10.000 y mejores condiciones de cursada. El 10  de junio vamos con todes.

 

En esta nota:

Compartir