fbnoscript
23 de agosto de 2007 | #1006

El MST busca romper la FUBA

Una posición de renegados

A pesar de que el MST ya nos tiene acostumbrados a desbarranques derechistas pronunciados, no podemos negar que nos sigue sorprendiendo. Basta ver para eso un folletín que reparten en la Facultad de Sociales (UBA) con afirmaciones realmente sorprendentes.

Al referirse al fracaso de la Asamblea Universitaria afirman, luego de denunciar a Hallú, que “el eterno discurso de denuncia desarrollado por el PO fue claramente funcional a la política del rector de vaciar la asamblea para que no vote ninguno de los puntos que propusimos”. ¿Fantástico, no?

1) Ellos hablaron en la Asamblea tanto como nosotros; 2) la política había sido acordada en el marco de la Fuba que presentó proyectos en común; 3) las camarillas en su totalidad (no sólo el rector sino también los cuatro decanos ‘progres’), no querían votar nada y muchos menos, claro, nuestros proyectos —como quedó comprobado en la reunión posterior de Consejo Superior, donde los ‘progres’ votaron en contra de Vanella y Gima, que habían propuesto movilizar a toda la UBA a Plaza de Mayo.

Al plantear lo contrario de lo que hicieron, en el marco de la política de la Fuba, el MST actúa como un vulgar renegado. ¿Cómo explicar este viraje deshonesto? Seguramente, los decanos ‘progres’ deben haber reprendido al MST por haber actuado junto con el PO y la Cepa en el marco de la Fuba. El MST va ahora detrás de los decanos ‘progres’ ligados estrechamente al kirchnerismo y pagan su precio, incluso actuar como renegados.

En otro párrafo del mismo folleto señalan con toda claridad su política: “no debe llevarnos a una política de denuncia permanente, que no hace más que desaprovechar las contradicciones que puedan (¿?) abrirse al interior del gobierno universitario, y aun entre éste y el gobierno nacional”. El maestro ciruela da rienda suelta a todos sus prejuicios, porque especula, sin poder ofrecer una sola prueba, acerca de las contradicciones que “puedan” llegar a producirse. La Fuba ha aprovechado en el pasado todas esas contradicciones. En realidad, el MST no quiere aprovechar contradicciones sino irse a la rastra de la ‘banda de los 4’, que apoyan la salida de la Organización Mundial de Comercio.

De la lectura del párrafo surge también que están dispuestos a irse detrás de Hallú, adjudicándole una “contradicción entre el gobierno de la UBA y el nacional”. ¡Pero la Fuba, a través de sus consejeros superiores, ya presentó un proyecto para que la UBA se movilice y fue rechazado por todos los decanos, lo que sirvió para mostrar que no hay tal contradicción salvo, claro, en la cabecita renegada del MST!

Desde estas páginas queremos ser claros: el derechismo del MST llega al liquidacionismo del movimiento estudiantil combativo. El MST está buscando la crisis de la Fuba, que sólo beneficiará a las camarillas, incluidas las ‘progres’, y al Banco Mundial.

Compartir

Comentarios