25/05/2016 | 1412

Continúa la crisis presupuestaria en la UBA

El rector y su "oposición institucional" (La Cámpora) aceptan y hasta festejan el recorte presupuestario. Enorme estafa contra los hospitales universitarios
Por Lucas V.


El rector y su «oposición institucional» (La Cámpora) aceptan y hasta festejan el recorte presupuestario. Enorme estafa contra los hospitales universitarios.


En una reciente sesión del Consejo Superior, el rector, Alberto Barbieri, anunció con bombos y platillos dos novedades respecto del descalabro presupuestario en la UBA.


De los 500 millones anunciados por Macri para que las universidades puedan costear el tarifazo en los servicios (el 1% del total del presupuesto universitario nacional), a la UBA le corresponderían 150, que serían suficientes para pagar la luz y el gas.


Al mismo tiempo, anunció que, de los 716 millones para los hospitales universitarios de la UBA (incluidos en el presupuesto 2016), el gobierno se comprometió a girarle 500 millones. Es decir, más de 200 millones por debajo del presupuesto previsto. Sin embargo, el rector explicó que esa partida permitirá “liberar” para gastos de funcionamiento de las facultades y el resto de la universidad una suma equivalente a la destinada al hospital. Los decanos “progresistas K” (Sociales, Filo y Exactas) se mostraron muy conformes. Barbieri cerró filas con su “oposición institucional” para consumar una gran estafa contra el hospital escuela más grande de Latinoamérica, el mismo que el año pasado explotó literalmente por la falta de presupuesto.


Corresponde señalar que el presupuesto 2016 tiene una serie de partidas para las universidades que hasta ahora no fueron ejecutadas por 3.200 millones. De todo esto aparecieron solamente una parte de las partidas para hospitales universitarios. Es decir que el Rectorado festeja la reducción presupuestaria por parte del gobierno de Macri. La Cámpora y los decanos del bloque de minoría simplemente se limitaron a decir que el conjunto del presupuesto debía ser ejecutado. Defienden el presupuesto de Kicillof, que le asignó a la UBA una partida que solo le permitía funcionar hasta agosto.


La ruta del ajuste


El recorte presupuestario a las universidades produjo un cimbronazo nacional. En conjunto con el parazo de los docentes universitarios de todo el país por su salario, las clases públicas por cientos, las grandes movilizaciones por el boleto, la toma de Filo, Sociales y Psico, crearon un estado de movilización en el movimiento estudiantil, docente y no docente como no se veía hace muchos años. Esta situación, indudablemente, hizo al gobierno recalcular parcialmente la hoja de ruta del ajuste educativo y tuvo sus primeros resultados. Sin embargo, ni siquiera estamos frente a la ejecución total del presupuesto ya comprometido el año pasado.


En nuestra intervención, contrapusimos las necesidades y reivindicaciones concretas que muestran la insuficiencia del presupuesto. Desde la situación acuciante del Hospital de Clínicas y el Hospital Veterinario, pasando por el reclamo por la gratuidad del laboratorio de idiomas de Filosofía y Letras, hasta la necesidad de asignar presupuesto a la implementación del protocolo contra la violencia hacia las mujeres. Las reivindicaciones pendientes aparecen en todas las facultades y para todos los claustros. Reclamamos por eso la convocatoria a las representaciones gremiales de los docentes, no docentes y estudiantes a la comisión de presupuesto del Consejo que va a discutir la distribución de estas partidas. Vamos a presentar allí un pliego de reclamos del conjunto de la universidad.


Al anunciar que “no vamos a tener ningún problema en llegar a fin de año” y dar por finalizada la crisis presupuestaria de la UBA, el rector da por muertos los reclamos de estudiantes y trabajadores, al mismo tiempo que pretende desactivar la continuidad de la pelea. Por el salario docente y no docente, por el presupuesto, por el boleto, sigamos adelante.


 

También te puede interesar:

Está planteada la nacionalización.
Vamos por el congreso del FITU para potenciar a los trabajadores, a los luchadores y a la perspectiva obrera y socialista. Escribe Eduardo Salas
Entre 8 y 12 materias ya tendrán promocionales. La lucha sigue.
Con meseta de más de 30 mil casos diarios y todas las actividades prácticas de la UBA suspendidas.
Los bonos con garantías y los arrugues ante los acreedores.