07/08/2018

Contundente arranque del paro docente universitario en Córdoba

Empezó con una gran movilización de la comunidad educativa. Preparemos el paro activo y plan de lucha
Frente Docentes en Lucha

Con más de cuatro mil docentes, estudiantes y no docentes, el lunes 6 se realizó un abrazo a la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) que dio comienzo al ‘no inicio de clases’ lanzado por las CONADU’s a nivel nacional. La masividad de la jornada fue acompañada por un altísimo acatamiento al paro docente, incluso en aquellas facultades donde históricamente el acatamiento es menor.


Su masividad fue preparada por una serie de acciones de lucha y deliberación que sacudió a las unidades académicas. La asamblea de los docentes preuniversitarios del Manuel Belgrano resolvió un plan de acción para la semana previa al paro, que incluyó el paro de media jornada, asambleas interclaustro, clases públicas, jornadas informativas, y una asamblea conjunta con los docentes preuniversitarios del Monserrat, donde se resolvió -entre otras medidas de acción- impulsar una movilización hacia el centro de la ciudad luego del abrazo a la UNC convocado para el 6.


En sintonía con las asambleas preuniversitarias, los docentes de Artes convocaron a una masiva asamblea interclaustro que sumó sus propias medidas de lucha, a la vez que resolvió el respaldo a la iniciativa de movilización de los preuniversitarios. Las asambleas docentes de base se impusieron en facultades como Cs. Químicas, Lenguas, la UTN, etc.


A la par de los docentes, el movimiento estudiantil se pone de pie mediante una asamblea interfacultades, mientras los no docentes se organizan en una asamblea interdependencias. El proceso expone las profundas tendencias a la movilización que recorren a la comunidad educativa. Con la intervención de los trabajadores de Luz y Fuerza, en lucha contra la privatización de Epec, las asambleas en su gran mayoría brindaron su apoyo y la adhesión a la movilización popular convocada para el 15 de agosto. Éste solo hecho da cuenta de la profunda comprensión respecto carácter del ajuste macrista.


En este escenario debemos leer el pronunciamiento del rector Hugo Juri y los decanos. Las expresiones de supuesto apoyo al reclamo docente por parte de las autoridades universitarias, persigue como principal objetivo neutralizar el proceso antes descripto. Si bien no es posible soslayar el hecho de que con el ajuste a las universidades las camarillas ven peligrar parte de sus cajas, un peligro mayor a dichos negociados supone la movilización independiente de la comunidad educativa, que organizados hoy por la defensa del salario docente comienza a desplegar todo un programa de rechazo al recorte presupuestario y a la contrarreforma en curso.


En este terreno se inscribe el accionar de la conducción del gremio docente, Adiuc, dirigido por el kichnerismo de Pablo Carro (diputado nacional por Unidad Ciudadana) y Francisco Tamarit (ex rector de la UNC). La conducción pasó de rechazar sistemáticamente cualquier instancia de movilización a colocarse al frente de la acción realizada el 6 de agosto. El llamado al ‘abrazo a la UNC’ apareció como una respuesta a las propuestas de movilización votada en varias asambleas docentes y estudiantiles. En esa instancia la conducción buscó cristalizar un frente único entre el gremio y las autoridades universitarias, es decir la patronal.


En su intervención, Javier Blanco (secretario general de Adiuc), saludó el respaldo de las autoridades y llamó a transitar “este camino en unidad”. Blanco nos quiere hacer olvidar que Juri, en la presidencia del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional), ha sido cabeza y brazo ejecutor de la contrarreforma educativa, impulsor del sistema de créditos, del bachillerato universitario, y quien respaldó el recorte de 3 mil millones de pesos en los presupuestos universitarios. El frente único con las autoridades universitarias intenta imponer a la movilización un programa que le es ajeno, preparando el terreno para la derrota de la lucha docente.


La defensa de la universidad pasa por la defensa incondicional del salario docente, la comunidad educativa cordobesa se levanta ante el plan de guerra de Macri y los rectores. Para llevar a la victoria este reclamo es necesario desarrollar plenamente las tendencias a la huelga y a la movilización, preparando asambleas en las unidades académicas, asambleas interclaustros y una gran asamblea general de toda la docencia, que resuelva la continuidad de un plan de lucha por el 30% de incremento salarial.


 


El desarrollo consciente de la unidad docente estudiantil y la preparación de una gran movilización en torno a la defensa de un programa común, que debe incluir el rechazo a la reforma educativa y al recorte presupuestario ejecutado por Juri y los decanatos, es nuestra principal tarea para sortear las manobras de la conducción del gremio y las autoridades, y llevar la lucha hacia la victoria.


 


LEER MAS :Arrancó la primera semana de paro en las 57 universidades nacionales


 


 

También te puede interesar:

Los aumentos de la luz en el interior del país.
Aplaudido por las cámaras patronales y con el aval de la burocracia local, el gobierno de Juan Schiaretti flexibiliza el aislamiento sin destinar presupuesto sanitario.
El trabajador se encontraba revocando una pared externa y cayó desde el séptimo piso de la obra.
El Juzgado Federal N° 1 de Córdoba resolvió la imputación de dos manifestantes, uno de ellos Mónica Calizaya, vocera del barrio.
Se multiplican las asambleas y medidas de lucha en los nosocomios reclamando aumento de personal y salario.