27/05/2021

Elecciones irregulares en la UNA: la gestión no logró su objetivo

Gran elección de la UJS.

Foto de archivo

En el medio de la segunda ola, las autoridades convocaron a elecciones para elegir consejeres superiores y departamentales en la Universidad Nacional de las Artes. El objetivo era claro: mediante maniobras fraudulentas y dejando a cientos de estudiantes del padrón, avanzar en mayor representación en el claustro estudiantil. Sin embargo, no lograron su objetivo.

Disolución política general

La elección estuvo marcada por la disolución o semidisolución de distintas agrupaciones que intervienen en la UNA. En el caso de las agrupaciones afines a la gestión fue notorio lo de Nuevo Encuentro. Siendo la conducción del centro de estudiantes de Crítica de Artes, no presentaron lista en ese departamento. Tampoco lo hicieron en Artes del Movimiento, donde contaban con una consejera por la minoría. Esta disolución política no solo valió para las listas de la gestión:  en Audiovisuales La Raymundo (vinculada a La Santoro y actual conducción del centro) y algo similar ocurrió con el grupo de Altamira en Visuales que solo accedió a presentarse con nuestra agrupación tres días antes del cierre al ver que no llegaban con los avales. Por esta razón, en tres departamentos (Movimiento, Audio y Música) hubo elecciones con lista única y en ningún lugar hubo más de dos listas que se presentaran.

La UJS fue la única agrupación que se presentó en más de un departamento, lo hicimos en Artes del Movimiento, Visuales, Audiovisuales y Crítica de Artes. En Música no pudimos presentarnos dado que la gestión excluyó del padrón a compañeres de nuestra agrupación y la excusa para no reincorporarles fue los plazos de modificación que, por cierto, fueron alevosamente limitados.

Frente a estas elecciones la política de la UJS fue la del frente único entre las agrupaciones independientes de la gestión para poder avanzar en los consejos lo cual dio como resultado el frente en Audiovisuales junto al MAS (Izquierda en audiovisuales) y en Visuales junto al grupo de Altamira (Lista independiente y de lucha).

Los resultados y qué reflejan

En Artes del Movimiento, luego de varios años de contar con listas alternativas, el BUM (UJS+independientes) volvió a ser la única agrupación en presentarse a los comicios. En el camino fueron quedando los armados como Kinésica, La Mella y Tu eterno chicharrón, que más allá de contar con la simpatía política de las autoridades no lograron sostener una política sólida frente a las problemáticas de fondo que atraviesa nuestro Departamento. En unas elecciones de carácter plebiscitario, el BUM sacó un 80% en ambas elecciones lo cual refleja un gran apoyo de les estudiantes que saben que tienen un centro que lucha por los derechos estudiantiles sin dejar de pelear por las reivindicaciones más generales de la juventud y lxs trabajadores y que para eso tiene espacios de participación.

En Audiovisuales, otra elección con lista única, obtuvimos la victoria en un frente con el MAS. Sin embargo, en este caso, el voto en blanco fue más acentuado (144 votos para Lista 1 Roja vs 108 en blanco en el Superior y 157 vs 95 votos respectivamente en el Departamental) expresando a un sector de les estudiantes más a fin a las autoridades y el gobierno. Cabe mencionar que La Raymundo, agrupación que conduce en centro de estudiantes y esta vez no se presentó a elecciones de Consejo, no se pronunció ni llamó a votar a la única lista en presentarse para hacerle frente a la gestión. Nuestra agrupación sale fortalecida de esta elección y tiene el desafío de representar a les estudiantes de Audio tanto en el Consejo Departamental como en el Superior.

En Crítica de Artes, la UJS creció en cantidad de votos reflejando la necesidad de una alternativa a la lista de la gestión. Si bien esta última lista ganó, nuestra agrupación sacó el doble de votos que en las elecciones anteriores llegando a un 24% frente a un 72% de la gestión.

En Artes Visuales fue el único lugar en donde la gestión logró su objetivo ganando 310 a 257 a la lista que armamos con el grupo de Altamira. Con un armado que refleja años de apoyo a los distintos mandatos oficialistas de Visuales (desde la reforma de planes de estudio y negociados de los decanos), Proyecta Visuales contó con el aval constante de las autoridades. Sin ir más lejos, en la modalidad presencial nos desayunamos con el polémico hecho de que solo garantizaron las boletas suyas, omitiendo alevosamente las de la Lista 1 Independiente y de Lucha (VOL+ Caleidoscopio), en una maniobra escandalosa y fraudulenta. Sin embargo, estas maniobras no hubieran prosperado si no hubiera un debilitamiento político de la conducción del Ceavi (centro de estudiantes) que ya no es más un factor de reagrupamiento y de lucha dentro de la facultad. El colmo fue que hace algunas semanas la conducción intentó que el centro no se movilice a una marcha por conectividad, posición que perdieron. La falta de una perspectiva política para el movimiento estudiantil para ser reemplazado por una riña faccional contra sus excompañerxs les deja en la UNA el mismo resultado que a nivel nacional: una agrupación disuelta que ni saca publicaciones en redes sociales y la pérdida de una elección por no poder dar la disputa política. El colmo es que quienes se regodearon sacando “notas de balance” frente a derrotas de la UJS en elecciones que no disputan, por no tener desarrollo político en el movimiento estudiantil, todavía no escribieron nada sobre su derrota en Visuales y de por qué la única agrupación con peso político que tenían a nivel nacional hoy está disuelta.

Desde VOL en cambio encaramos la campaña denunciando la maniobra de la gestión, subimos videos de compañerxs apoyando a la lista y realizamos una fuerte campaña para defender una posición independiente en los consejos. La próxima semana realizaremos una reunión para tomar iniciativas y agrupar a todes les estudiantes que se acercaron a partir de la campaña. Es necesario recuperar el espíritu histórico de Caleidoscopio (en contraposición a la desmoralización y faccionalismo del grupo de Altamira que disolvió la agrupación) para volver a tener un Ceavi a la altura y poder derrotar a la gestión. Esa es la perspectiva que tenemos con nuestra nueva agrupación que crece en conocimiento y militancia a partir de esta elección.

En Dramáticas la agrupación Santoro (vinculada a la Juventud Guevarista) derrotó a Nuevo Encuentro por mayor amplitud que hace dos años y la agrupación Juanito Laguna (independientes) le ganó al armado de la gestión en Formación Docente. Tomado de conjunto, la gestión retrocedió en consejerxs departamentales y no pudo avanzar en consejerxs superiorxs.

¿Cómo seguimos?

El hecho de que la gestión no haya podido ganar de local, con árbitro a favor e imponiendo condiciones fraudulentas es la expresión de que hay una mayoría de estudiantes de la UNA que no coincide con sus políticas. El ajuste se siente en la Universidad: la falta de cupos dejó a un montón de estudiantes sin poder inscribirse a ninguna materia y por ende sin poder cursar, pero a su vez los cursos arancelados crecieron como hongos, es decir, el lado de la educación pública está siendo cada vez más ajustado  mientras que el sector privado va creciendo. Sumado a la falta de triple de franja horaria, falta de comisiones, y ni hablar que no se destinó un solo peso para la educación virtual, ni para estudiantes ni para docentes.

Frente a esta situación, desde la UJS seguiremos desarrollando instancias de lucha como las movilizaciones piqueteras por conectividad, las comisiones y reuniones interdepartamentales. El frente único que planteamos en las elecciones lo mantenemos ahora: la unidad para desarrollar al movimiento estudiantil de quienes luchamos contra el ajuste del gobierno y las autoridades es el camino.

También te puede interesar:

El Consejo Directivo votó un regreso a las aulas para el segundo cuatrimestre sin condiciones.
En un contexto de lucha a nivel nacional, levantada por el sindicalismo combativo, las escuelas se pronuncian.
El jueves, todos a la Jefatura Distrital para exigir su reapertura.
Mesas Educativas, un parche para disimular el ajuste.
Aseguran que el 40% de alumnos de la escuela Juan Domingo Perón no asiste porque “pasan hambre y no tienen ropa de abrigo”.