04/10/2021
Hurlingham

Elecciones en UNaHur: una asamblea a espaldas de lxs estudiantes

Con una escasa asistencia, se resolvió que la elección de Centro de Estudiantes se lleve a cabo a principios de diciembre.

Luego de meses sin iniciativas por parte del centro de estudiantes de la Universidad Nacional de Hurlingham, el pasado viernes (primero de octubre) convocó una asamblea con un objetivo absurdo: realizar las elecciones de claustro estudiantil desde el 25 al 30 de octubre, con tan solo 25 días de preparación. Unidad Estudiantil (La Cámpora y Nuevo Encuentro) mocionó, en división interna con la conducción, que se realicen del 1 al 5 de diciembre, para “respetar los tiempos que establece el estatuto”. La posición de la Mariano Ferreyra (UJS + independientes), en cambio, giró en torno a dos ejes: la falta de representación de la asamblea, causada por la nula convocatoria por parte del Centro, y la necesidad de llamar a elecciones el año entrante, cuando las condiciones sanitarias permitan que lxs estudiantes estén en las aulas. Finalmente, la moción con mayoría de votos fue la presentada por Unidad Estudiantil.

¿Qué refleja la posición de las agrupaciones oficialistas?

Las dos propuestas presentadas por las agrupaciones afines al oficialismo nacional son inviables para el desarrollo de una elección democrática y participativa. Por un lado, la propuesta de realizarlas a fines de octubre atenta contra la posibilidad del armado de listas, puesto que hubiera sido necesario entregarlas el lunes 4 de octubre (es decir, 3 días después de la asamblea). Por el otro, la propuesta electiva a principios de diciembre, esgrimida por Unidad Estudiantil, incentiva la poca participación estudiantil en la votación, dado que para la fecha no se cursa normalmente. Esto puede llevar a una consecuencia gravísima, y es que el peso de los votos de las agrupaciones sea determinante para el resultado de la elección.

Hace poco más de dos años, en la anterior asamblea organizada por la conducción vigente, las agrupaciones del Centro Estudiantes (FOU, MUH) de la mano con Unidad Estudiantil votaron una resolución antiestatutaria y antidemocrática que aplazaba las elecciones de Centro por seis meses (hasta mayo de 2020) y, a la vez, prohibía que los ingresantes del año entrante participen de dicha elección. En esa instancia, ninguna agrupación por fuera de la izquierda bregó por el “respeto al estatuto” del que hoy se aferra Unidad Estudiantil para realizar su propuesta.

De este modo, queda evidenciado que las mociones presentadas hoy por ambas agrupaciones oficialistas no apuntan a ningún respeto estatutario o al deseo de participación estudiantil, sino, por el contrario, a intereses faccionales ajenos a los problemas de lxs estudiantes de la UnaHur.

¿Cuál fue la posición de la izquierda?

El primer punto que denunciamos desde la Mariano Ferreyra y las demás agrupaciones de izquierda fue la falta de representatividad por parte de la asamblea. Mientras que para actos oficialistas el Centro llevó adelante campañas incisivas, para una asamblea trascendental para el conjunto de lxs estudiantes colgó un flyer tres días antes, sin siquiera compartirlo en los grupos institucionales que presencian. El resultado fue consecuente: alrededor de ciento setenta estudiantes participaron de la asamblea, en un padrón que ya supera los veinte mil. En segundo lugar, planteamos la necesidad de realizar las elecciones una vez que lxs estudiantes hayan vuelto a las aulas, para garantizar una masiva participación y poder estimular la organización estudiantil. Las elecciones en diciembre, tales como fueron resueltas, estimula lo contrario.

Defendamos y luchemos por nuestros derechos estudiantiles

Desde la Mariano Ferreyra-UnaHur llamamos a todxs lxs estudiantes a organizarse para contrarrestar estas maniobras. Creemos necesario que el Centro de Estudiantes funcione como un órgano democrático que organice a lxs estudiantes por sus derechos, y no, como en la actualidad, como un factor de desmovilización y de dependencia de las autoridades y los gobiernos de turno.

También te puede interesar:

La intromisión de “herramientas virtuales” no puede utilizarse para que haya más expulsión estudiantil y precarización laboral docente. 
En ella se pretendía tratar el Proyecto de ordenanza fiscal y tarifaria y el manejo del Parque Aguiar.