07/09/2000 | 679

Encuentro Nacional Universitario

De la mano del ascenso de la Alianza al gobierno, una parte de la ‘universidad’ llegó al poder. Esta ‘parte’ quiere ir a fondo con el vaciamiento y la privatización de la universidad pública, reforzando su alianza con los grandes capitalistas.


Esta situación quedó en evidencia con el recorte del presupuesto universitario decretado por Machinea y con el plan de desmantelamiento del Conicet, en los exámenes de ingreso en las facultades de Medicina y en la ofensiva en regla en todas las facultades para expulsar estudiantes, cerrar cátedras y dejar en la calle a los docentes.


Con el cambio de gobierno, entonces, se replantea la situación de la universidad. El gran capital le exige a la Alianza que se valga del control que tiene del aparato universitario (rectores, decanos, etc.) y de la dirección oficial del movimiento estudiantil para proceder a un ataque sin precedentes contra las conquistas de docentes, no-docentes y estudiantes. La universidad aparece como un botín muy preciado, con sus casi 2.000 millones de dólares de presupuesto y con sus docentes y estudiantes que representan, potencialmente, una mano de obra calificada y barata.


El recorte presupuestario, hay que señalarlo, fue una voz de mando a los rectores y decanos. En la UBA, por ejemplo, el rectorado de Shuberoff ha centralizado el control de las materias optativas de las facultades y luego ha resuelto el cierre de decenas de ellas. Facultades como Ciencias Sociales o Psicología serán golpeadas duramente debido a la gran cantidad de materias optativas que tienen sus planes de estudio.


En la facultad de Medicina de Córdoba se ha colocado un cupo que sólo permite el ingreso de 600 estudiantes sobre un total de 3.800 aspirantes. Algo similar sucede en Medicina de La Plata. En Ciencias Económicas de la UBA, luego de propagandizar la eliminación del CBC, se ha implantado nuevamente un ciclo de 6 materias que, de no ser aprobado, impide seguir cursando.


Privatización


El gobierno ya ha anunciado que en el presupuesto de 2001 será necesario volver a reducir el presupuesto educativo, incluido el universitario.


La política de ajuste, sin embargo, es también funcional a la privatización de la universidad. Con la excusa de la falta de fondos se han profundizando los lazos con la empresa privada. Pero los capitalistas no están dispuestos a financiar la universidad, sino a apropiarse del presupuesto público, transformándolo en un subsidio a la empresa privada. Motorola, por ejemplo, acordó con De la Sota y la Universidad de Córdoba que se le entregarán pasantes y que formará a los profesionales en la universidad, pero la empresa no pone un peso. Por supuesto que la cantidad de ingresantes estará determinada por las necesidades de Motorola y no por la voluntad de la juventud de formarse y progresar.


Para los Shuberoff y compañía ha llegado el momento de avanzar en este proceso privatista y darle una nueva dimensión. En la universidad más importante del país, la UBA, está en marcha UBAnet, una universidad virtual que, de hecho, será paralela a la vieja UBA. En UBAnet los cursos son a distancia y arancelados, con una calidad académica muy inferior. Será, en definitiva, el lugar donde irán a parar miles de jóvenes que no puedan ingresar a la universidad. Por eso, donde algunos quieren destacar que este proceso es el resultado del avance de la ciencia, en realidad se esconde el vaciamiento de las universidades en beneficio de la IBM y los pulpos de las telecomunicaciones.


Por la refundación del movimiento estudiantil


El dominio de la Franja Morada en los centros y federaciones ha llevado al movimiento estudiantil a una profunda crisis. Los centros de estudiantes están completamente vaciados. La propia FUA no es más que un aparato. El ascenso de De la Rúa al gobierno le ha dado el tiro de gracia. Las tradiciones del movimiento estudiantil deben ser recuperadas para enfrentar la ofensiva en curso. Para eso es necesario refundar el movimiento estudiantil.


A pesar de dirigir algunos centros de estudiantes, la izquierda democratizante no ha representado un factor de reagrupamiento. Izquierda Unida ha llegado al colmo de apoyar la intervención de De la Rúa en la Conadu. Patria Libre se ha transformado directamente en una agencia de la CTA, limitándose a una juntada de firmas para De Gennaro. El PTP, que tuvo su desarrollo a la sombra de la Franja sin cuestionar nunca su dirección, hoy se encuentra completamente empantanado. La izquierda democratizante no ha podido darle una perspectiva al movimiento estudiantil porque ella misma es rehén del Estado burgués, es decir de los que destruyen la universidad.


La Unión de Juventudes por el Socialismo plantea un plan de lucha en defensa de las conquistas históricas de la universidad pública y para expulsar de la universidad a los privatizadores y banqueros, para que el poder pase a manos de los que defienden a la universidad, o sea los estudiantes, docentes y no docentes, y la clase obrera.


Es necesario impulsar un Congreso de Bases de los trabajadores y estudiantes universitarios.


 


Programa


* Triplicación inmediata del presupuesto universitario, controlado y administrado por docentes, no docentes y estudiantes. No al pago de la deuda externa. Fuera el FMI.


* Aumento salarial para docentes y no docentes. Que se satisfagan todos sus reclamos.


* Ingreso irrestricto a las facultades. Derogación de los exámenes de ingreso y de las materias filtro. Control estudiantil sobre el régimen de ingreso y correlatividades.


* Por la vigencia de la gratuidad en todos los niveles. Anulación de los aranceles en las inscripciones y los ‘aportes voluntarios’. Gratuidad de los posgrados.


* No a las ‘reformas’ del Banco Mundial, descalificadoras y privatizadoras. Por verdaderas reformas académicas resueltas por docentes y estudiantes, priorizando el conocimiento científico al servicio de las necesidades de los trabajadores.


* Por la apertura de los libros de las universidades. Investigación de todos los contratos con las empresas privadas. Fuera los capitalistas de la universidad. Por comisiones docentes, no docentes y estudiantiles que verifiquen el cumplimiento de lo resuelto.


* Por comisiones obrero-estudiantiles que controlen los contratos de pasantías. Por un régimen de pasantías formativas, de media jornada laboral y con un salario fijado mediante convenio colectivo.


* Por la vigencia de la autonomía y el cogobierno. Fuera el gobierno de las camarillas. Fuera los Shuberoff y los privatizadores. Fuera el Banco Mundial de la universidad. Por un cogobierno docente, no docente, estudiantil electo mediante sufragio universal y responsable ante el movimiento de lucha.


* Por un Congreso de Bases del movimiento estudiantil para votar un plan de lucha y preparar la huelga general. Fuera la Franja Morada de los centros y federaciones.


* Por la unidad en un plan de lucha del movimiento estudiantil con docentes y no docentes. Por la formación de intergremiales por facultad. Por un plan de lucha común junto a la clase obrera contra el régimen del FMI.

También te puede interesar:

Fortalezcamos la organización contra la privatización y la mercantilización educativa, y expresemos la defensa de la educación pública con el voto al FIT-U.
En el retorno a un contexto de normalidad a pesar de la pandemia.
Sobre los dichos del titular en Argentina.
Una modalidad para acentuar la precarización educativa y laboral.