03/05/2021

Este 8/5, vamos por una gran asamblea en Sociales-UBA

Llamamos a les compañeres Ya Basta! (Nuevo MAS) a dejar el divisionismo de lado e impulsar una gran acción conjunta del activismo en Sociales.

Nuestro país se encuentra hoy en una situación desesperante. Las políticas de Alberto Fernández y de quienes se alternaron en la Rosada las últimas décadas tiene resultados nefastos: aumento de la pobreza (principalmente en la juventud), la desocupación, la precarización laboral.

Mientras esto ocurre, en nuestra Facultad de Ciencias Sociales de la UBA vivimos problemáticas que dejan afuera a miles de estudiantes. Al ya considerable ajuste del gobierno nacional de Alberto Fernández y Trotta a la universidad (aumento del 17% del presupuesto frente a una inflación proyectada de alrededor de 50%) se le suma un fuerte ahogo presupuestario a partir de la lucha de camarillas entre el rector Barbieri y la decana Carolina Mera.

Esto ha profundizado una gran cantidad de problemas pre-existentes en la facultad: un campus virtual que se cae permanentemente, poca oferta horaria y una nueva oferta salarial a la baja a docentes y no docentes son tan solo algunos de los problemas principales que atraviesan nuestra cursada diariamente. Ni hablar de les estudiantes que se han quedado fuera de la cursada por no contar con computadoras ni wifi. Mientras desde la UJS venimos acompañando las movilizaciones de las juventudes piqueteras, el CECSo continúa dándole la espalda.

Frente a esto, las fuerzas que componemos el Frente de Izquierda Unidad en sociales, mandamos a la Comisión Directiva del centro de estudiantes una propuesta común sobre la necesidad de convocar una asamblea, haciendo extensivo el llamado a todas las agrupaciones y activistas de la facultad. En ese sentido, consideramos muy positivo que el FITU actúe en común en la facultad, algo que le habíamos señalado a nuestres compañeres del frente unas semanas atrás.

En este marco, la respuesta de la conducción del CECSo, UES-PJ, integrada tanto al gobierno nacional como al rectorado de la UBA, ha sido la de inmovilizar al centro de estudiantes, no convocando a una sola instancia de discusión para que les estudiantes podamos organizar nuestros reclamos. El rechazo de la UES a nuestra convocatoria no nos sorprende. Tampoco el de la 15 que hace demagogia contra la UES pero su integración al gobierno nacional y a la gestión de la decana Mesa (hoy apoyada en las gestiones de TS, socio y Comunicación) le impide impulsar cualquier tipo de organización.

Mientras activistas independientes, o agrupaciones como la 29 De Mayo o HLI nos expresan su simpatía con la iniciativa en organizar una asamblea autoconvocada en Sociales, al (esperable) rechazo de La UES y La 15 se les suma un aliado inesperado: el YA BASTA! (nuevo MAS), componiendo otro lamentable episodio de su política divisionista en el movimiento estudiantil.

Luego de rechazar la propuesta de Asamblea Autoconvocada y no abrir la boca en la Comisión Directiva ni contra la UES ni contra la 15 y ¡convocar una asamblea propia entre sus militantes el mismo día a la tarde! Antes que actuar contra el gobierno y la gestión, prefieren actuar contra les que luchan y se organizan.

Esta política de dividir a la izquierda nos parece un grave error. La asamblea, que debe ser un primer paso para organizar acciones concretas en defensa del presupuesto educativo, la conquista de computadoras y wifi, el salario docente y nuestras condiciones de cursada, debe servir también como un factor de concientización sobre la necesidad de recuperar nuestros organismos gremiales, hoy en manos de camarillas estudiantiles ligadas al gobierno y las autoridades.

Les preguntamos, entonces, a nuestres compañeres del Ya Basta! qué les parece mejor, si untar fuerzas para golpear con un solo puño o simplemente preservar una autoconstrucción.

Por supuesto que estamos a favor de que las agrupaciones tengan sus reuniones, ahora hacerlo cuando hay una asamblea autoconvocada nos resulta muy negativo. Les invitamos a repensar su decisión para actuar nuevamente en el campo de la independencia política del movimiento estudiantil, y que se sumen a la campaña por una gran asamblea del activismo este 8 de mayo, donde votemos un plan de lucha común para llevar adelante. En el caso de que el YA BASTA no revierta su posición, quedará claro para les estudiantes que estos se niegan a integrar el bloque del activismo independiente en la facultad, actuando como una agrupación divisionista al servicio de la UES y la 15.