27/08/2020

Filosofía y Letras (UBA): amenaza de despido en Historia

Un adelanto del ajuste que se viene.
Por Iván Tsarévich Consejero estudiantil por la carrera de Historia

Este lunes 24 se realizó la segunda sesión de la Junta Departamental de la carrera Historia (de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires) en lo que va del año.

El eje de esta reunión fue el reclamo del equipo docente de la materia Historia de América II contra la amenaza de despido de unx de sus integrantes. Desde la agrupación UJS, representación por la mayoría del claustro de estudiantes, intervenimos para defender los derechos laborales y estudiantiles y apoyamos la actuación de la Asociación Gremial Docente (AGD) para proteger el puesto de trabajo delx docente.

La gestión de la carrera ya había venido cambiando de reglamentaciones y violando derechos laborales, hasta que finalmente inventaron una selección interna (un concurso trucho) con la cual pretendían cubrir no solo puestos nuevos, sino también el cargo de estx docente con más de 30 años de antigüedad. En febrero de este año le avisaron que perdería su puesto de trabajo, debido a que no se había presentado a esta instancia (¿quién se presentaría para la selección de personal nuevo si ya está trabajando desde hace décadas?).

El Convenio Colectivo de Trabajo Nacional de los Docentes Universitarios estipula que cualquier «interino» (sin estabilidad laboral) que haya trabajado más de cinco años en esa condición a 2015 debe ser titularizado (pasado a planta permanente) en el acto. La UBA y la facultad violan el convenio para mantener una planta precarizada y, por lo tanto, controlable. Este no es el único caso: al día siguiente, los docentes del Laboratorio de Idiomas presentaron un pedido en el Consejo Directivo para que se respeten sus condiciones de trabajo.

El director de la carrera de Historia, Fabio Nigra, intentó rechazar que sea tratada la propuesta de la UJS y de la AGD de que la Junta garantice la continuidad laboral y salarial de estx trabajadxr. Solo propuso declarar “preocupación” de palabra, y prometió que revisaría las «posibilidades» de acción frente al caso. La representación por mayoría del claustro de graduados (la fuerza política del decanato y del gobierno nacional) únicamente intervino para atacarnos. Por último, El Colectivo (conducción del centro de estudiantes y representación por minoría estudiantil), hizo silencio frente a las maniobras de las autoridades. Nuestra intervención los obligó a votar nuestra moción, que también fue apoyada por la representación por minoría de graduados.

Este episodio es un adelanto del cuatrimestre que viene. Con un presupuesto universitario que prevé recortes de hasta el 80%, el gobierno nacional y las camarillas universitarias rematan la universidad para honrar las metas de ajuste que reclaman el FMI y los bonistas.

Estudiantes y docentes tenemos un interés común para enfrentar su orientación de ajuste. Desde la UJS llamamos a continuar la lucha en defensa de estx trabajadorx docente-investigadxr y de todos nuestros derechos laborales y de cursada. ¡No vamos a permitir ningún despido en la carrera!

También te puede interesar:

Seguimos luchando por presupuesto y educación sexual integral, laica, científica y respetuosa de la diversidad.
Contra la criminalización de la política estudiantil.
Una respuesta a la Secretaria Académica de la UBA, Catalina Nosiglia.
Las estudiantes no nos callamos más. Basta de encubrimiento.
El CEFYL acentúa su rol de parálisis sobre el estudiantado.
A propósito de una publicación de la agrupación oficialista en Derecho-UBA, y su reivindicación de la primera fiscal de instrucción de la causa.