22/06/2017

Gran elección de la izquierda en la UNA

Las autoridades K del ajuste fracasaron en cooptar al estudiantado. El movimiento estudiantil de la UNA se fortalece y se prepara contra la nueva ofensiva del macrismo a la educación artística.


Del 12 a 16 de junio se realizaron las elecciones estudiantiles para consejeros departamentales y consejeros superiores en la Universidad Nacional de las Artes (UNA, ex IUNA). Simultáneamente se votaron también los centros de estudiantes de Visuales, Movimiento, Audiovisuales, Dramáticas y Formación Docente.


 


La victoria de la izquierda en la mayoría de los centros puso de manifiesto el fracaso de los intentos de la rectora Sandra Torlucci y los decanos “nac & pop” de cooptar a los estudiantes por medio del relato “anti-macrista”, encubriendo su política de ajuste.


 


El carácter de la disputa electoral


 


El debate electoral giró en torno al pacto de Macri con las autoridades K de la UNA: actualmente la universidad está sin presupuesto asignado, con $20 millones de déficit. La asfixia presupuestaria del gobierno y la “urgencia” por obtener recursos propios (cursos pagos) fue la excusa de las gestiones kirchneristas para impulsar el ajuste y la privatización: reforma de las carreras según el sistema de créditos anunciado por el macrismo, aumento del 50% de aranceles y un sinfín de convenios con grupos privados.


 


Las elecciones enfrentaron, por un lado, a las agrupaciones K ligadas a las autoridades –quienes ya venían de votar a favor de los superpoderes para la rectora Torlucci, con el mero fin de disolver el Consejo Superior y operar el ajuste a espaldas de la comunidad universitaria. Por el otro la izquierda (en su mayoría encabezada por la UJS-PO) y agrupaciones independientes, que enfrentaron este año la implementación de los nuevos planes de estudios en la UNA (en Formación Docente, por ejemplo, estudiantes tomaron la sede contra la reforma de los profesorados).


 


Los resultados


 


En el centro de Visuales triunfó nuevamente el Frente de Izquierda, que se impuso con un 10% de diferencia en centro de estudiantes a El Vendaval, de La Mella-Patria Grande –fuerza que no sólo está integrada a la gestión universitaria pejotista, sino que esta semana estrenó su frente con el PJ para las elecciones legislativas porteñas. En la elección de Consejo, el FIT logró defender su mayoría, pese a las maniobras del decano –que adulteró el padrón de votantes para viabilizar un triunfo de Patria Grande.


 


En Movimiento, Bailarines Unidos por el Movimiento (agrupación encabezada por la UJS) no sólo ganó otra vez el centro de estudiantes, sino que avanzó significativamente en consejeros al quedar en un empate con Kinésica (del kirchnerista MPE) con 225 votos cada lista en Consejo Superior. Significa un triunfo importante, luego de una seguidilla de ataques de la decana contra la conducción del centro (desde amenazas de sanción hasta el robo por parte de la gestión de una heladera del bar).


 


Si bien en Audiovisuales la mayoría de los votos fueron para la izquierda, fue Machuka (Nuevo Encuentro – PCCE) quien retuvo la conducción del centro. “El Frente” (UJS, Revire e independientes) quedó a sólo de 17 votos de ganar, lo cual hubiese sucedido de no haber sido por la lista divisionista que presentó Arte Insurrección (Nuevo Mas).


 


En Dramáticas retuvo el centro y consejeros la Chekspeare (Juventud Guevarista), mientras que en Formación Docente ganó nuevamente la agrupación independiente de izquierda que protagonizó este año una lucha contra los nuevos planes de estudio.


 


Los desafíos del movimiento estudiantil


 


Las elecciones muestran la creciente conciencia de la responsabilidad de las gestiones K, que ejecutan el ajuste del macrismo, en las malas condiciones de cursada. Luego de participar de las marchas educativas y el apoyo al paro docente, el movimiento estudiantil de la UNA se fortalece y se prepara contra la nueva ofensiva a la educación artística, expresada en las contra-reformas de los planes de estudios hacia el sistema de créditos universitarios de Macri-Bullrich.


 


La UJS se pone como tarea impulsar la organización independiente de las autoridades por medio de la creación de centros de estudiantes en las carreras que aún no existen (Música, Escritura, Crítica de Artes, Multimedia) y la convocatoria a un congreso por la conformación de una federación universitaria de la UNA, para defender la universidad contra el ajuste de Macri y las autoridades kirchneristas. 

También te puede interesar: