24/04/1997 | 536

Historia: Extendamos el ejemplo a toda la UBA

El martes 15 de abril a las 10 horas (horario terriblemente limitado), el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras, se reunió para elegir al jefe del Departamento de Historia entre dos candidatos: uno, el profesor José Villarruel, elegido en una Asamblea Interclaustros, bajo el compromiso de remoción del cargo en caso de no cumplir con el mandato conferido por la Asamblea y legitimado con cinco votos por la propia Junta Departamental; otra, la profesora Nélida Eiros, ‘reconocida’  por sólo cuatro votos en la Junta y ‘brillantemente’ definida por un profesor de su propia camarilla, como garantía de continuidad de la gestión de gobierno del año pasado (impulsores del Fomec y del Banco Mundial en la carrera de Historia), finalmente ‘electa’  por el Consejo. De esta forma, el Consejo Directivo perpetró una brutal violación de los principios democráticos más elementales: desconoció la voluntad soberana de una Asamblea de más de 300 alumnos, graduados y docentes y nombró a una directora ‘avalada’  por sólo 4 votos en la ‘junta’ ¡Y los estatutos universitarios se lo permiten! ¿Qué argumentación democrática puede hacer el Consejo Directivo para imponer a esta ‘dirección’?


La Asamblea se reunió nuevamente en forma masiva el jueves 17/4, con la presencia de los tres claustros.


Se resolvió convocar al Centro de Estudiantes y a la Gremial Docente a repudiar la actitud de la agrupación “El Quijote”, del Frente Grande, que con su ‘abstención’ le dio a la camarilla del Fomec la posibilidad de presentar su candidato, y repudiar además la decisión del Consejo Superior, violatoria de la voluntad mayoritaria.


La UJS propuso que la Asamblea se movilice a la próxima reunión de la Junta y, haciendo valer los cinco votos que tiene allí, se pongan en funcionamiento los principios democráticos aprobados por la Asamblea el 3 de abril. Esta moción, junto al pedido de revisión de lo votado por el Consejo Superior y una nueva votación en un horario accesible para la mayoría, fue aprobada en forma mayoritaria  junto a Docentes y Graduados


La Asamblea Interclaustros, que se funda en la movilización mayoritaria y en la Democracia Directa, ha logrado en primer lugar desenmascarar el carácter camarillesco, de minorías ‘selectas’, que tienen los gobiernos universitarios bajo el amparo de sus ‘estatutos’, y le ha contrapuesto un método y un programa de gobierno que implican el control directo y mayoritario en los asuntos de la carrera.


Hay que extender este proceso al resto de las carreras y de las facultades. En Filo y en la UBA, ¡todos como en Historia!

También te puede interesar:

Asamblea y movilización por lo nuestro.
Movilizamos el lunes 27 desde las 16 horas a las puertas de la facultad.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.