06/03/2018

La gestión de la Universidad de General Sarmiento tiende puentes al PJ malvinense

Desde el año pasado la gestión progre kirchnerista de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) comenzó una escalada de acuerdos con el municipio de Malvinas Argentinas, comandado por el pejotista Leonardo Nardini.


En primer lugar, a principio de año Nardini visitó la universidad (acompañado por la gestión y su agrupación El Puente) y tuvo acceso a charlar en los cursos con lxs estudiantxs es decir a realizar propaganda de su gobierno.


Luego en diciembre se dio a conocer a través del portal on line zonanortediario.com que Nardini firmaba convenio con la UNGS. El mismo se trata de “prácticas pre profesionales que los estudiantes de la UNGS de años avanzados van a realizar en áreas del municipio”, es decir que estudiantes servirán de mano de obra gratuita para el aparato municipal de Malvinas. Una aproximación directa a los planes de Cambiemos para mandar a los estudiantes secundarios a laburar gratis como medio para recibirse (pasantías truchas).


En enero de este año y luego de un año de reclamos por parte del movimiento estudiantil encabezado por el CEUNGS (centro de estudiantes de la UNGS) el municipio inició el asfaltado de la calle Sarratea (calle lindera a la Universidad). La gestión de la universidad omite cualquier crítica al municipio quien mantiene hace años la zona en una completa desidia (sin luminaria, ni asfaltado), donde funciona una zona liberada en connivencia con la policía, lo que nos valió múltiples robos a los estudiantes e inclusive el abuso sexual a una compañera el año pasado. Por el contrario, la gestión le transmitió a toda la universidad que las obras iniciadas eran responsabilidad y dependen totalmente del municipio de Malvinas. Una lavada de cara total.


Qué significa Nardini en la UNGS


El municipio de Malvinas Argentinas, a cargo de Nardini, debutó en 2015 despidiendo centenares de municipales con el chamuyo de que eran ñoquis (discurso macrista). Hoy en día mantiene una enorme planta de trabajadores tercerizados, fundamentalmente en el área de Salud. Es un gobierno de ataque a los trabajadores. 


Hay decenas de denuncias por parte de los vecinos malvinenses sobre el estado calamitoso del centro oftalmológico municipal y del sistema de salud en general donde te dan turno cada 3 o 4 meses.


El bloque político de Nardini es parte de quienes han votado en el Congreso las leyes de ajuste macrista.


Rechazamos por todo ello la injerencia del municipio en nuestra universidad. En oposición, promovemos la independencia política de la UNGS y su democratización.


Un intento (por ahora) frustrado


Nardini hace dos años envió a sus militantes rentados a la UNGS para intentar ganar el centro de estudiantes y desde allí incidir en la vida universitaria desde adentro y mejor posicionarse territorialmente en la interna pejotista. Para ello creó a la agrupación El Puente. Esta agrupación milita bajo el método de Franja Morada: amantes de la “despolitización”, intentan adormecer al movimiento estudiantil a través de servicios (regalan alfajores, reglas y biromes). En las últimas elecciones de centro, financiados con la plata del municipio, se jugaron a fondo por ganar y desplazar a la izquierda de la conducción como así también enterrar al viejo aparato de la gestión, el Funyp, que se encuentra en caída libre. El primer plan fue frustrado ya que la mayoría del movimiento estudiantil revalidó la conducción de izquierda en función de defender un centro independiente del Estado que organice los reclamos de la UNGS y defienda la educación pública. Sin embargo, El Puente conquistó un interesante 24%, lo que lo mantiene en pelea para este año.


Por arriba, se percibe que la gestión tiende lazos con el municipio. Habrá que analizar si esos acuerdos se traducen en un apuntalamiento por parte de la gestión a la agrupación municipal El Puente. Si eso ocurre significa el final definitivo del Funyp como la primera fuerza de la gestión. Estos movimientos sin lugar a dudas generaran choques al interior del kirchnerismo-PJ.


La conclusión más importante que decanta de esta situación es que lxs estudiantxs y el CEUNGS independiente y de izquierda tenemos un enorme desafío: avanzar en la organización de nuestro centro de estudiantes, colmarlo de participación, convertirlo en el motor de cada lucha y reclamo de los estudiantes para mantener a los enemigos de la educación pública lejos de nuestra universidad y de nuestro centro.

También te puede interesar: