05/10/2020

Recorte presupuestario a la Universidad Nacional de Salta

Nos organizamos para rechazarlo.

Con los anuncios del presupuesto nacional para las universidades se dio a conocer que la UNSa perdería 190 millones de pesos en su presupuesto para el año que viene. Esto devela un salto en el ataque a las condiciones de cursada en la universidad. En un cuadro donde la pandemia dejo fuera de las cursadas a cientos de estudiantes, donde los docentes tienen que endeudarse para comprar computadoras para dar clases, este recorte será un nuevo ataque a les estudiantes y docentes en Salta.

La sarasa de las autoridades

El rector Víctor Claros y Cecilia Morales, la Vicerrectora, dijeron que en cuanto a la partida presupuestaria bajaría del 1.67% al 1.58% del presupuesto universitario nacional, un 0.09 % que representa ni más ni menos que 190 millones de pesos.

Estas autoridades salieron a transmitir “tranquilidad” por los medios de comunicación, ante el gran descontento que se esta procesando en estudiantes y docentes, argumentando que se reunieron con los Diputados Nacionales de Salta para solicitar, el día que se trate el presupuesto, que se corrija el porcentaje. Una mojada de oreja total puesto que fueron los mismos rectores, de todo pelaje político, los que en El Plenario de Rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) acordaron dejar pasar un presupuesto menor al requerido para el funcionamiento de las universidades en el país.

Lo que tenemos de fondo es el intento de establecer los llamados “recursos propios” en las universidades, medida afín a las necesidades del gobierno “nacional y popular” de establecer un fuerte ajuste fiscal, medida clave para asegurar la restructuración de la deuda con el FMI, vinculando a las universidades con empresas privadas, precarizadoras o incluso contaminantes como el caso de las mineras, como Alumbrera.

La lucha por el presupuesto toma una nueva importancia porque, en ese presupuesto, van a estar puestos todos los lineamientos para ser aprobados por el FMI. Este recorte presupuestario es un guiño al fondo o si se quiere un guiño para avanzar en una reforma educativa más aguda y un ataque a la paritaria docente.

Algunos pseudo opositores a Fernández como el diputado nacional por Salta, el macrista Martín Grande, reniega por twitter del gobierno por este recorte, pero no es más que una canallada total puesto que cuando el gobierno de Macri en 2018 fijaba un presupuesto por debajo de la inflación o recortaba las incumbencias de títulos universitarios, no dijo nada.

¿Por qué debemos intervenir los estudiantes?

La UNSa desde antes de la pandemia agonizaba por la asfixia presupuestaria. Esto se evidenciaba en el abarrotamiento de los estudiantes en comisiones totalmente desbordadas, sin titularidades, con docentes cobrando parte de su salario en negro, con estudiantes tomando las clases fuera de las aulas, sentados en el piso, con largas esperas, incluso días de espera para acceder al comedor universitario, con fotocopiadoras de privados que arman grandes negociados a costa de los estudiantes.

El recorte de estos casi 200 millones de pesos será un recrudecimiento de este cuadro planteado, pero golpeara con mayor fuerza en las sedes de la UNSa en el interior, como las de Cafayate o las nuevas tecnicaturas de San Antonio de Los Cobres o Joaquín V. González, donde ya se comienza a cuestionar su funcionamiento.

Ni que hablar del salario de los docentes y no docentes, los cuales tendrán que enfrentar una presión devaluatoria brutal sobre sus salarios.

Ante los ataques a la universidad y la educación en general los compañeros de la UJS, los cuales venimos de organizar un gran Congreso Nacional, te invitamos a organizarnos bajo las banderas de la independencia política de los gobiernos de turno y las agrupaciones estudiantiles filo Kirchneristas como Voces o Franja Morada, las cuales no dijeron nada al respecto e incluso juegan un rol funcional a estos ataques, ya que apoyan o han apoyado a los gobiernos ajustadores.

Nos movilicemos en todo el país el día que se trate el presupuesto nacional para rechazarlo y exigir un presupuesto acorde a las necesidades reales de cada facultad y conquistar todos nuestros reclamos, como que se garanticen las herramientas tecnológicas, la beca progresar a $10.000 y por la unidad de los docentes junto a los estudiantes para enfrentar los ataques que aún tiene planeados el gobierno y el FMI.

En esta nota

También te puede interesar:

Como parte de la campaña contra la impunidad de los curas violadores en la provincia.
Ni para crecer, ni para terminar con la miseria, ni para resolver el problema de la vivienda.
Una respuesta a la Secretaria Académica de la UBA, Catalina Nosiglia.
No existen condiciones materiales ni sanitarias para la reapertura de escuelas.
Las estudiantes no nos callamos más. Basta de encubrimiento.
El miércoles 28/10 a las 14h movilizamos a Congreso, contra el ajuste educativo.