31/08/2017 | 1472

Sociales-UBA: ahora, la izquierda

Del 11 al 15 de septiembre, elecciones universitarias
La quiebra de la conducción del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales (CECSo), expresada por Proyecto Sociales (PS) a través de una denuncia tipo “carpetazo” contra la otra copresidencia de la UES, es el punto más alto al cual ha llegado la crisis de las autoridades de la Facultad, actualmente en guerra por el decanato.


 


La declaración de ruptura de PS omite lo fundamental, a saber: la denuncia sobre los 170.000 pesos (un “vuelto”) a nadie debería sorprender, siendo que  la UES nunca dejó de ser la agrupación del Rectorado de Alberto Barbieri y del radical Emiliano Yacobitti en la facultad, y que hasta ayer (literalmente), pavimentaron su ascenso en la facultad. Por otra parte, no han sido precisamente los decanos kirchneristas quienes enfrentaron la política de Barbieri (ex candidato en las listas de ¡Scioli!) en la UBA sino que, muy por el contrario, son ellos mismos quienes aplican el ajuste en las siete facultades (sobre 13) que gobiernan. Lo esencial, en todo caso, es que PS hace explícito, de esta forma, su apoyo al actual decano Glenn Postolski.


 


Dos listas, los mismos intereses


 


Aunque PS quiera hacer creer ahora que sus ex compañeros de frente “le abren la puerta al Rectorado en la facultad”, lo cierto es que esa puerta ya estaba abierta desde hace rato por el propio Postolski. Fueron los kirchneristas de Sociales los que cobijaron durante años a los radicales de Ciencia Política en su lista de profesores, y su decano el que votó cada uno de los presupuestos que ahogaron a nuestra facultad. La candidatura de Carolina Mera apunta a llevar a fondo esa orientación. La facultad de los Berni y Tomada implosionó por sus propios límites y contradicciones. No estamos frente a una ruptura entre amigos/enemigos del Rectorado, sino a una pelea entre las direcciones de las diferentes carreras para ver qué sector va a capitanear una política de ajuste, contra-reformas y precarización que ninguno de los bandos cuestiona (más allá del discurso). Ambos sectores son co-responsables de la decadencia de una facultad que ofreció su “ciencia” a los pies del gobierno de turno, sin recibir a cambio más que promesas incumplidas. Es esta misma política la que explica que, afuera de la facultad, los diputados y senadores del PJ-kirchnerismo le voten a Macri los presupuestos que golpean a la ciencia y la universidad (84 leyes en total).  


 


En este cuadro, con el kirchnerismo dividido en dos bloques que pelean por el decanato, La Mella acaba de publicar una declaración llamando a Proyecto Sociales y al Partido Obrero a conformar un frente “para defender a Sociales”, es decir, para votar la reelección de Postolski. En boca de La Mella, que viene de compartir lista con la UES (y Moreno) en “Unidad Porteña”, el llamado a la izquierda es una operación de auto-blanqueo. Los (¿ex?) chavistas de La Mella no se privaron, tampoco, de hacer lista con Mera en Ciencia Política. Ahora su objetivo, tras la ruptura del Cecso, es preparar una alianza con La Cámpora y Nuevo Encuentro, lo que dejaría en la banquina a su nuevo experimento electoral, “Sudestada”. En este punto, convocamos a la reflexión a las y los  compañeros de La Dignidad y El Viejo Topo-Emergente, aún a tiempo de romper el seguidismo a una agrupación que hizo del carrerismo desenfrenado su único principio, y hoy actúa a la sombra del PJ-kirchnerismo en la Ciudad y el resto de la UBA.


 


Por un centro y consejeros independientes


 


La fractura del kirchnerismo abre una gran oportunidad para la izquierda, y una responsabilidad. La ofensiva gubernamental contra la educación y la universidad pública requieren de una respuesta a la altura de las circunstancias: una Fuba y centros de estudiantes que estén donde tienen que estar, en pie de lucha junto a los trabajadores. En la UBA, la izquierda es la única fuerza realmente independiente del régimen universitario de Barbieri y los decanos, que lucha consecuentemente por el presupuesto, la vigencia del convenio colectivo docente y la democratización del cogobierno. En Sociales, la tarea de recuperar un centro y consejeros que se planten de forma independiente a las gestiones actuales y “por venir”, no puede esperar. Por eso, desde la UJS-Partido Obrero llamamos a todas las agrupaciones de izquierda e independientes (29 de Mayo, MAS, Prisma) a converger en un gran frente de unidad y de lucha para impulsar al movimiento estudiantil de cara a los desafíos que tenemos planteados en Sociales y en el país. Ahora, en Sociales, démosle paso a la izquierda.


 


 



 

También te puede interesar:

Estudiantes y docentes, profundicemos un plan de lucha.
A una zona del cerebro femenino la denominan "centro de coordinación de zapatos y carteras".
Habla Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, en el marco de la jornada de lucha convocada por la Conadu Histórica.