03/03/2021
GENERAL SARMIENTO

UNGS: el rectorado y el gobierno de Kicillof precarizan y súperexplotan estudiantes

Un nuevo llamado a voluntarixs por parte del Centro para la detección del Covid-19 (CeTec-U).

En septiembre del 2020, la Universidad Nacional de Gral. Sarmiento (UNGS) junto al Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires sellaron el convenio para la creación del Centro de Telemedicina para detección del Covid-19-Universidad (CeTec-U). Su funcionamiento se estructura sobre eufemismos que esconden una profunda precarización laboral contra estudiantes y graduados de la UNGS. Bajo la figura de “voluntarios/as” lxs estudiantes trabajan jornadas de 4hs, tres veces por semana, fundamentalmente haciendo acompañamiento telefónico de casos de Covid-19 positivos o sospechosos.

Ya durante el año pasado, muchos de los estudiantes “voluntarixs” denunciaron que se les adeudaba el pago de la supuesta “beca”, que de beca no tiene nada y más bien constituye una pasantía precarizante. Es decir que el rectorado y el gobierno de Axel Kicillof ni siquiera cumplen en pagar la miseria que ofrecen.

Este año, nuevamente, bajo el manto del “combate contra el covid”, las autoridades nos informaron que está abierta la inscripción para el “voluntariado”. Nada cambió. Los estudiantes trabajan mensualmente 64hs (16hs semanales) y perciben $10.000, el equivalente a $156,25 la hora. Una verdadera burla y una condena a la pauperización de la vida de los jóvenes. Debemos admitir que no nos sorprende, la gestión de nuestra universidad nos tiene acostumbrados a la miseria. Recordemos que las becas de ayuda económica que brinda no alcanzan los $800 mensuales.

De parte del gobierno de Kicillof, tampoco hay sorpresa. En su primer año de gobierno no hubo presupuesto para la educación, sino una extensión del presupuesto “neoliberal” de Vidal. Respecto a la situación crítica del sistema de salud, el supuesto “refuerzo” para enfrentar la pandemia no fue más que una pose demagógica (de las tantas que suele teatralizar) pero en los hechos los hospitales y salitas públicas no dan abasto, con escasas condiciones de infraestructura y aun más escasos artefactos de alta complejidad para los casos graves. El salario del personal de salud continúa por el suelo. El 2021 no hizo más que profundizar el rumbo ajustador en socorro del capital financiero.

Tampoco nos sorprende la unidad de acción entre el rectorado de la UNGS y el Estado. La integración absoluta y sin empacho del primero respecto del segundo es un hecho irrefutable. La gestión universitaria defiende y valora el camino anti-educativo emprendido por el gobierno nacional de la mano de Fernández y el ministro Nicolás Trotta. Callaron frente al ajustazo del año pasado y volvieron a callar frente al nuevo ajustazo del 2021, que dejará el presupuesto del área alrededor de 20 puntos por debajo de la inflación.

¿Y el Ceungs?

Naturalmente, esta situación exige la intervención independiente por parte del movimiento estudiantil. De otra manera el ajuste seguirá penetrando, y cada vez más, dentro de la vida universitaria.
La conducción peronista del centro de estudiantes (Ceungs) apoya activamente todas las medidas anti-educativas y anti-estudiantiles del rectorado y el gobierno. Nada podemos esperar de ellos. Vienen de borrarse durante todo el 2020 y el 2021 será más de lo mismo. Lo único que hacen es publicitar sorteos de entradas a recitales o chocolates desde su Instagram.

Enfrentemos la precarización laboral y la pandemia

Es posible que los alcahuetes a sueldo del gobierno esgriman que “el Estado somos todos” y que debemos ser “solidarios”. Anticipamos que estos argumentos, que solo buscan consolidar y validar una profunda precarización/explotación a la juventud, no tienen valor ético, político, ni moral, de parte de quienes sostienen y defienden al régimen del vacunagate o vacuna VIP.

La lucha por la defensa de la salud de la población trabajadora solo puede ser efectiva si es controlada y dirigida, precisamente, por nosotros, les trabajadores. Las pruebas de ello están a la vista. De ambos lados de la grieta han fracasado en el manejo de la pandemia.

Desde El Yunque PO estamos comprometidos en promover la organización combativa del movimiento estudiantil. Frente a los voluntariados truchos del CeTec-U planteamos:

  • Trabajo en blanco y con plenos derechos laborales para todos los estudiantes y graduados que sean parte del programa.
  • Remuneración salarial acorde al costo de vida.
  • Protocolos de bioseguridad controlados por los trabajadores del CeTec.
  • Triplicación del presupuesto universitario.

Pongamos en pie una comisión independiente de estudiantes y graduados trabajadores del CeTec-U para organizarnos por todas las reivindicaciones.

 

 

 

En esta nota

También te puede interesar:

Néstor Braidot, decano del instituto de Industria (IDEI) de la UNGS, es el nuevo presidente del consejo. La integración al Albertismo continúa.
Tiene más de 30 mutaciones en comparación con la cepa original.