28/04/2021
Provincia de Buenos Aires

Universidad de Gral. Sarmiento: el Ceungs desconectado en medio de una crisis abrumadora

En un marco de aumento de la pobreza que afecta profundamente a les estudiantes.

Excepto honrosas excepciones, las segundas partes de las cosas suelen ser un fracaso rotundo. El segundo año del Puente-Funyp al frente del Ceungs no forma parte de las excepciones.

La actividad de la conducción peronista como presidencia del centro es francamente penosa. Constituye un duro golpe contra las aspiraciones estudiantiles en el marco de una profunda crisis que combina un inminente colapso sanitario con el aumento a pasos agigantados de la pobreza. Está situación dificulta la posibilidad de seguir estudiando.

El impacto de la pobreza en la Ungs

Durante 2020, la Ungs registró una tasa de deserción estudiantil altísima del 40%. Sin embargo, tanto el rectorado como El Puente-Funyp niegan esta realidad.

Las causas de la deserción están claras: en primer lugar, les estudiantes no cuentan con los recursos necesarios para atravesar la cursada virtual. La mayoría de ellos no posee compu propia, otros ni siquiera tienen una en su casa; la inmensa mayoría se la rebusca con el celular, pero la falta de datos golpea duro, ya que el Wi-Fi no fue liberado para el uso educativo. Con cursadas de 4 horas por día no hay recarga de datos que aguante, ni mucho menos la billetera que costea esos gastos extra.

Por otro lado, la crisis social y el ajustazo del gobierno y la derecha han llevado los índices de pobreza al 50% en el conurbano. Millones de pobres nuevos, producto de salarios por debajo de la inflación, precarización laboral y desempleo. Precisamente, son los trabajadores, precarizados y desocupados los que nutren el mundo universitario de la UNGS. La mayoría de los estudiantes son trabajadores e hijos de trabajadores, la tan mentada “primera generación de universitarios”.

¿Qué hace el Ceungs frente a esta situacion? Absolutamente nada. Correspondería que exijan al rectorado el aumento de la beca de ayuda económica a, por lo menos, $10 mil mensuales -hoy la beca alcanza los $900 mensuales. Lo mismo vale para la beca Progresar, que impulsa el gobierno nacional, que hoy orilla entre los 3 mil y 4 mil pesos mensuales.

La militancia de la conducción de nuestro centro dentro del Frente de Todos la imposibilita a luchar contra el ajuste que impulsa precisamente el FDT. Lo mismo vale para el rectorado, que no da respuesta alguna frente a la pauperización que sufren les estudiantes de la universidad producto de las decisiones del gobierno que apoyan a muerte.

El Ceungs hoy le da la espalda a los movimientos de lucha que se desenvuelven en nuestra región. Ignoran olímpicamente la heroica batalla que hace alrededor de 100 días protagonizan les trabajadores de la salud del hospital Larcade contra el intendente del PRO, Jaime Mendez, que hostiga a les trabajadores y desoye sus reclamos. Naturalmente, también le dan la espalda a les residentes del hospital Trauma, que luchan contra el ajuste del gobierno de Nardini (jefe del Puente). Si no luchan contra el PRO en San Miguel, imposible que luchen contra Nardini, es decir, contra su propio espacio político.

Pongamos a la Ungs de pie

Les estudiantes necesitamos ponernos de pie. Para eso, debemos encarar el camino de las juventudes piqueteras que vienen protagonizando movilizaciones multitudinarias repletas de estudiantes para arrancarle al Estado las herramientas necesarias para poder cursar en condiciones virtuales. Las juventudes piqueteras asumen el rol que las federaciones y centros de estudiantes, peronistas y/o macristas se niegan a asumir por su vínculo indisimulado con el ajuste que fogonea el FMI.

Desde El Yunque exigimos que de inmediato se convoque a una asamblea estudiantil (no se convocó ninguna en todo el mandato del Puente-Funyp) para discutir esta grave situación que atravesamos y un plan de lucha por nuestras reivindicaciones más importantes, entre ellas, la necesidad de que el gobierno intervenga el grupo Sigman, incaute las vacunas que fabrican en el país, garantice la producción nacional de la misma y se proceda a vacunar a la inmensa mayoría de habitantes del país. Computadoras y Wi-Fi para todes aquelles que necesiten y que nadie quede desconectado. Apertura y aumento inmediato de las becas de ayuda económica y de todas las becas que colaboran en sostener a les estudiantes cursando. Aumento de la Progresar a $10 mil pesos. Aumento del salario docente de acuerdo a los índices inflacionarios reales.

Desde la secretaria académica impulsamos la conformación de una comisión estudiantil en defensa de la educación para pelear por todas estas demandas.

 

 

También te puede interesar:

Desde Prensa Obrera conversamos con vecinos de 8 de Enero y 11 de Marzo, quienes vienen reclamando la urbanización de sus barrios.
Aseguran que el 40% de alumnos de la escuela Juan Domingo Perón no asiste porque “pasan hambre y no tienen ropa de abrigo”.
Acerca del segundo DNU de Fernández que condena a esta modalidad a los contagios.
La monopolización de la transferencia de tecnología y la necesidad de un planteo de fondo.