13/10/2020

Universidad Nacional de San Martín: qué nos dejó la segunda asamblea de Humanidades

Peleamos por centros de estudiantes que luchen por cada uno de nuestros reclamos.

Les estudiantes de Humanidades nos desayunamos el viernes 9 que en 24hs la conducción del Cehum (Martí-Mui) convocaba una asamblea en medio del fin de semana largo.

Esta fue presentada como “un espacio para compartir experiencias sobre la cursada» donde se pusieron de relieve una cantidad de problemáticas, desde la míseras becas otorgadas, la necesidad de distribuir las computadoras de la escuela a quienes lo precisen, las dificultades para estudiantes y docentes que implica la virtualidad y particularmente los exámenes, hasta las problemáticas de género, las tomas de tierra y el financiamiento educativo.

En cuanto a las becas y computadoras, la conducción del centro nuevamente vanaglorio la distribución de 9 computadoras en todo el año y propuso elevar otro relevamiento más, así como un protocolo para los exámenes finales a las autoridades. Como si las mismas no supieran que la beca es una miseria de 1800 pesos, que cientxs de estudiantes carecen de las herramientas tecnológicas y les docentes están colapsades.

En cuanto a la falta de ESI, o mejor dicho su actual formato de diplomatura por fuera de los planes de estudio y arancelado y la pelea por el Aborto Legal YA, contrapusieron que sea obligatorio el curso de capacitación en la Ley Micaela. Como si les estudiantes no necesitáramos una educación sexual integral, laica y científica en todos los niveles y con contenidos discutidos democráticamente por el movimiento de mujeres y diversidades sexuales y de género, así como avanzar en el Aborto Legal y la separación de la Iglesia del Estado.

Por otro lado, la toma de tierra en Guernica implicó que rompan el silencio y adhieran a desarrollar una colecta solidaria, como veníamos impulsando desde La Caldera y el CeCyT, pero rechazaron convocar a les estudiantes a rodear de solidaridad a las familias que pelean por tierra para vivir el jueves 15, día que está anunciado el desalojo.

También plantearon apoyar el proyecto del gobierno en torno a un aporte solidario. En contraposición, defendimos un impuesto real y permanente que afecte a los terratenientes, banqueros, especuladores, etc presentado por el FIT y denunciamos que llevar a les estudiantes a apoyar al gobierno por el “aporte solidario por única vez” es un intento de confundirlxs, ocultando que el mismo día se vota el presupuesto 2021 (“ley de leyes”) que implica un nuevo ajustazo a la educación. Un paupérrimo aumento del 17%.

Por último, se votó un rechazo genérico a la injerencia de las potencias imperialistas sobre Venezuela pero rechazaron denunciar que fue el gobierno de Alberto Fernández, el mismo que sostiene a Berni y desapareció a Facundo, el que denunció junto a Trump y Bolsonaro que en Venezuela se violan los derechos humanos.

A pesar de la conducción, se aprobó convocar jornadas de debate sobre la ESI y movilizar en apoyo a Guernica. Desde La Caldera nos empeñaremos por impulsar ambas iniciativas a fondo convocando a les estudiantes a sumarse ya que la borrada de la conducción del centro es más que cantada.

En cada punto se puso de relieve que la Martí-Mui se dedica a realizar declaraciones para no quedar en jaque frente a las necesidades de les estudiantes. El rechazo a poner sobre la mesa la responsabilidad de las autoridades y el gobierno los lleva a plantear que el camino para solucionar los problemas es la integración a las mismas. Tanto a las autoridades que arancelan la ESI, a los Berni que reprimen a las familias sin vivienda, como al gobierno que se apresta a votar otro presupuesto de ajuste para la educación.

Pasados 7 meses de virtualidad, la conclusión es que ningún problema se revirtió, y se llevó a les estudiantes de humanidades a ser anulados como factor que pueda inclinar la balanza mediante su intervención concreta. Por eso se rehúsan a cualquier iniciativa que fomente ponernos de pie.

Debemos tomar nota de esta política que implica un camino de derrota para les estudiantes. Es más necesario que nunca la pelea por centros de estudiantes de lucha que organicen cada reclamo y fomenten el debate e intervención de les estudiantes. La fuerza de les estudiantes se evapora con centros integrados a las autoridades y al gobierno, a pesar de subir algún que otro flyer o historia a Instagram que los muestre “preocupados”.

En esta nota

También te puede interesar:

Las familias rechazan la trampa de la gobernación y mañana llevarán propuesta propia.
El subsecretario de Seguridad Álvarez Porte calificó de “delincuentes” a quienes ocupan tierras. Los gobiernos de todo signo atacan a quienes enfrentan las consecuencias de sus políticas.
El conflicto ya suma dos meses de lock out patronal.
Los subsidios solo alcanzarían a una ínfima porción del déficit habitacional.
Mediante la lucha se lograron 60 reincorporaciones. Seguimos luchando, ¡todxs adentro!