13/04/2021

Universidades: el ajuste se siente en la cursada

Luego de un año de virtualidad las condiciones de cursada en la universidad no paran de empeorar.

Somos miles lxs estudiantes que no nos pudimos inscribir, que nos quedamos sin cupos en las materias, que no pasamos el filtro de los ingresos o el CBC o que no contamos ni siquiera con una computadora para cursar, esto sin embargo no es nuevo.

Las autoridades universitarias tuvieron un año para adaptar las ya precarias condiciones de cursada presencial a la experiencia virtual. En muchas facultades empeorar esas condiciones era ya una cuestión difícil, sin embargo, las camarillas universitarias demostraron (para mal) que eran (in)capaces.

El ajuste en primera persona

El recorte que se sufre no se trata solamente una cuestión numérica que se puede expresar en cómo se ha recortado (en relación a la inflación) el presupuesto universitario y han aumentad de manera drástica los recursos propios, en algunas facultades como Filo UBA han aumentado 120% en dos años y en algunos departamentos de la UNA como Visuales alcanzan el 50% del presupuesto total. La privatización ha dejado de ser encubierta.

En el CBC de la UBA no alcanzó con que miles de estudiantes quedasen fuera del ingreso a las carreras también se desayunaron el primer día de cursada la caída total del campus virtual. Algo similar ocurrió en la Universidad de Lanús donde 2 mil estudiantes no pasaron el restrictivo curso de ingreso lo cual demuestra que no se trata solo de la UBA sino de todo el régimen universitario.

Volviendo a la UBA lxs estudiantes de Farmacia sufren la eliminación de la virtualidad hace ya un año que impiden que avancen en la cursada. En Veterinaria, al igual que pasó con Psicología o Ciencias Medicas hace unas semanas, enfrentan el problema de cupos con la conocida “comisión 99”. Tanto en Ciencias Medicas como en Agro se eliminaron las flexibilizaciones de las correlatividades.

En Económicas el régimen de Yacobitti intentó de forma infructuosa obligar a lxs estudiantes a rendir parciales presenciales en pleno pico de contagios, se trata de una confesión de las nulas condiciones de cursada virtual.
En la Universidad Nacional de las Artes (UNA) las autoridades conscientemente impiden que se reciban lxs estudiantes donde dejaron sin fechas de defensa de tesinas a Movimiento y sin entrega de títulos a Formación Docente. Si fuese poco también empeoraron los horarios de cursada.

En las universidades de Salta y Tucumán los exámenes de ingreso en algunas carreras como medicina arrojaron más de un 95% de estudiantes fuera de la cursada. En la universidad de La Matanza lxs estudiantes estiman que 1/3 (unos 20 mil estudiantes) quedaron fuera de la modalidad virtual.

En los preuniversitarios de la UBA se volvió a la presencialidad sin ningún protocolo, algo similar ocurrió con los que dependen de la UNC.

Lxs trabajadores de la universidad también sufren las consecuencias

Lxs docentes universitarios el 6 y 7 de abril fueron a paro en todas las universidades del país ya que, a más de un mes de vencida la paritaria, aún no se ha colocado fecha de reunión de la Mesa Nacional de Negociación Salarial para la docencia universitaria.
Entre diciembre de 2015 y enero de 2021 el salario básico neto del cargo testigo de la docencia universitaria cayó un 34%, con un importe que apenas cubre el 13,59% de la canasta familiar. La burocracia de las federaciones Conadu y Fedun, enroladas en el Frente de Todos, ha emprendido un camino de entrega, limitándose al envío de notas al Ministerio y rechazando medidas de lucha elementales. En Conadu Histórica ha sido la docencia combativa quien le arrancó este paro a la conducción.

Por si el problema salarial fuese poco también debemos sumar a los despidos en el CBC de la UBA donde las autoridades del CBC no renovaron las designaciones de 4 docentes de la cátedra Economía de Marchini. Esto se convierte en un alerta para el conjunto de los trabajadores del CBC, que casi en su totalidad se encuentran en condición de interinos, con contratos anuales.
Muchxs docentes además deben poner su propio dinero para pagar internet para dar clases lo que ha llevado a situaciones insólitas como estudiantes haciendo “vaquita” para pagar los datos móviles del docente.

El movimiento estudiantil levanta la cabeza

Luego de mucho tiempo de inmovilismo han comenzado expresiones de lucha estudiantil en varios lugares que, si bien incipientes y actúan de manera aislada, expresan una tendencia. Esto no se debe exclusivamente al empeoramiento de las condiciones de cursada (que ya hemos relatado más arriba) sino también a que lxs estudiantes han transitado una experiencia de un año bajo un gobierno nacionalista y también bajo la dirección de las agrupaciones estudiantiles ligadas al régimen (el radicalismo y el PJ-Kirchnerismo) y han comenzado a sacar sus conclusiones.

Las reuniones abiertas y movilizaciones de estudiantes del CBC por el ingreso condicional, la asamblea auto-convocada de estudiantes y docentes de Económicas que conquistó los parciales virtuales, las acciones de lucha de estudiantes de Psicología y Ciencias Medicas, la pelea en Filo y Sociales por los certificados y títulos y las acciones que están impulsando los Centros de Vete contra los cupos y Farmacia por el derecho a promoción van a contramano de la inmovilidad de radicales y kirchneristas.

En el Consejo Superior de la UBA se llegó al colmo que, en el medio de todas estas peleas que se mencionan arriba, ni lxs consejeros de Nuevo Espacio-UES ni la representación estudiantil del kirchnerismo presentaron un solo proyecto en la primera sesión del año reclamando mejores condiciones de cursada. Ni hablar de organizar alguna pelea. En universidades como la UNA o la UNSAM las agrupaciones de las gestiones están preocupadas solamente por las elecciones que van a desarrollar en pleno pico de contagios.

Un programa para la universidad

La UJS-PO se ha puesto a la cabeza de todas estas peleas que se desarrollan en nuestra universidad con un programa claro.
El primer punto de este programa es la pelea por el presupuesto ya que sin presupuesto no hay educación posible sea virtual o presencial. Debemos poner comisiones por el presupuesto en cada lugar de estudio que le reclamen a cada universidad la apertura los libros de los recursos propios. Queremos saber que ingresa y a que es destinado el dinero.
En segundo lugar debemos alertar y organizar al movimiento estudiantil sobre los peligros de la nueva ley de Educación Superior que quieren votar oficialistas y opositores que pretenden con ella profundizar la privatización y degradación de la universidad.

El tercer punto es la unión del movimiento estudiantil de la universidad con las juventudes piqueteras que se encuentran peleando por conectividad y condiciones de cursada virtual y que han protagonizado la enorme jornada de toma del Ministerio de Educación. Le advertimos a la izquierda sobre este último punto, colocarse al margen de la lucha del movimiento piquetero es regalarle un terreno importantísimo al régimen.

La intervención unitaria de toda la izquierda y el movimiento estudiantil independiente es algo innegociable, solo un frente único de lucha como se desarrolla en el movimiento piquetero nos permitirá enfrentar a las organizaciones del régimen universitario.
Aumento presupuestario de emergencia acorde a la inflación para garantizar todos los insumos para la cursada virtual y los protocolos presenciales.
Acondicionamiento de todos los campos virtuales y plataformas de la universidad. Que se garanticen las condiciones de conectividad de estudiantes y docentes.
Eliminación de cupos en todas las universidades. Que se amplíen las comisiones y se contraten nuevos docentes.
Derogación de la LES menemista. Ninguna privatización encubierta de la universidad.
Ingreso condicional del CBC, basta de correlatividad en bloque. Eliminación de los ingresos restrictivos de las universidades.
Aumento para lxs docentes. Salario para los ad-honorem. Que se respete el CCT.

En esta nota