05/08/2020

UNR: autoridades y agrupaciones estudiantiles del Frente de Todos contra los derechos laborales

Por protocolos Covid discutidos en comités independiente de las autoridades, paritario entre los gremios, docentes y estudiantes.

Con un presupuesto votado en 2019, la virtualidad se demostró como un fracaso.

El flamante rectorado que busca colocarse como “renovado y progresista” con Franco Bartolacci a la cabeza (UCR/Franja Morada), de la mano con los distintos decanatos de peronistas y radicales, está descargando una fuerte política de ajuste. Tienen como ariete a las agrupaciones estudiantiles del campo “nacional y popular” que han actuado en función de las necesidades de ajuste del rectorado, presionando a los docentes en la línea política de la virtualización forzosa impulsada por el gobierno nacional en detrimento de los derechos laborales docentes y su convenio colectivo de trabajo.

Rápidamente se demostró que la virtualidad fue un rotundo fracaso, con un presupuesto universitario del 2019 totalmente licuado y una oferta de becas estudiantiles que no pasó de lo demagógico. Sin un relevamiento certero acerca de las condiciones de estudiantes y docentes para afrontar la virtualidad, el Rector Bartolacci se paseó por los medios locales vanagloriándose de otorgar 700 módem de internet mientras que en la Facultad de Psicología con más de tres mil estudiantes, llegaron sólo 100. O el caso de Humanidades y Artes donde la beca de modem llegó tres meses después con un abandono masivo de ingresantes ya en marcha.

En el mes de abril se sabía que alrededor del 30% de los estudiantes tenía mala conectividad. Ante la falta de información oficial, portales rosarinos dieron cuenta de que actualmente son 45 mil los estudiantes que están cursando de manera virtual. Uno de los últimos relevamientos muestra que en promedio durante los últimos años en la Universidad Nacional de Rosario hay 90.000 estudiantes de carreras de grado. Es decir, que el nivel de deserción durante la pandemia y resultado de estas políticas llega hasta ¡el 50% de los estudiantes!

Docentes precarizados

En el claustro docente, se tienen que bancar las herramientas de trabajo y los recursos en un 100% y una encuesta relevada por el sindicato de docentes universitarios de Rosario –Coad- arrojó que casi el 80% se veía con sobrecarga laboral y un 28% tenía mala conectividad. A su vez, en la única asamblea virtual docente desde que comenzó la pandemia se reflejó la necesidad de garantías y respaldo gremial frente a las presiones de las camarillas.

El último episodio llegó con la lucha por los protocolos. En el caso de Fhya, el de las autoridades llegó sin consulta con los gremios y el centro, con artículos que violan el CCT, no respetan la jornada laboral semanal, exigen tribunales de mesa que son imposibles de sostener y a cambio otorgan ¡sólo 10 computadoras para ambos claustros!

El peronismo estudiantil y gremial al servicio de las autoridades de Franja Morada

Con este panorama, las agrupaciones peronistas estudiantiles y docentes de la gestión como La Massota y el Frente Patria de la mano de Franja Morada salieron a bancar a las gestiones y oficiar como grupos de choque con campañas para presionar y denunciar a las agrupaciones docentes opositoras y a la izquierda que nos manifestamos en contra de los protocolos elaborados unilateralmente por las autoridades.

El seguidismo y acompañamiento de estas iniciativas por parte del Alde/PCR y Patria Grande/Pampillon ha sorprendido a algunxs, por su actitud rabiosamente antiobrera. Ya sea Patria Grande votando en conjunto el protocolo de la Franja Morada en Humanidades o el frente Alde-Pampillón presentando en Psicología un proyecto para las mesas de examen sin consulta con los gremios y en oposición a los derechos laborales docentes.

Defienden la política de un gobierno nacional sometido al FMI y a los acreedores de la deuda externa, que ha volcado todos los recursos del país al pago de la deuda. Por eso defienden este curso de sometimiento al ajuste en la Universidad Nacional de Rosario. La “nueva política» de la federación universitaria (FUR) tras años de ser dirigida por el MNR y el PS es maquillaje nacionalista para una nueva política de sometimiento nacional.

Preparemos el segundo cuatrimestre

Es necesario procesar un balance de lo que fue este primer cuatrimestre y organizarnos para defender condiciones de trabajo y de cursado dignas y por becas reales que frenen la deserción estudiantil.

Desde la UJS y la Naranja Universitaria, defendemos el derecho a cursar y a rendir, pero no puede ser sobre la base de la sobrecarga laboral y la precarización. Los protocolos tienen que ser discutidos por un comité independiente de las autoridades, paritario entre los gremios, docentes y estudiantes, que respete el CCT y reconozca los gastos que surgen de sostener la conectividad. Urge una asamblea general docente para deliberar y organizarnos frente al comienzo del segundo cuatrimestre y las presiones de las autoridades.

En esta nota

También te puede interesar:

Los montos acordados representarán en diciembre una pérdida de al menos 27% del salario.
Un caso emblemático sobre el Estado responsable de perpetuar la violencia contra las mujeres.