08/11/2021

Agua: los sanjuaninos se movilizan por la falta de respuesta del gobierno provincial

¿Tomaste agua hoy? Interpelan los asambleístas.

Comienza el mes de noviembre y San Juan, la provincia “modelo” de Uñac, se encuentra en lucha por algo tan elemental como es el agua, para consumo humano y para producción. Es que el 14 de octubre los productores jachalleros realizaron un tractorazo pidiendo soluciones simples, como la impermeabilización de canales y arreglo de compuertas en los dos departamentos “beneficiados” con la minería.

“En los dos departamentos (por Iglesia y Jáchal) existen aproximadamente 300 productores activos y 7.000 hectáreas siendo trabajadas en este momento. En este marco, y teniendo en cuenta el pronóstico hídrico que traerá un tercio de lo que necesita San Juan, muchos acá calculan que van a perder hasta el 70% de lo sembrado” (Diario Huarpe, 14/10).

Habrá corte de agua porque “no se puede entregar lo que no tenemos” fue la única respuesta, publicada en el Diario Huarpe, que dio el Director del Departamento de Hidráulica, Oscar Coria, a los productores. Ante la inacción y falta de soluciones, los productores, en el día de la fecha 8 de noviembre, se encuentran realizando otro tractorazo, más masivo que el anterior.

Al cierre de la movilización los productores informaron que lo único que les ofreció el gobierno es arreglar pozos viejos y cortes de agua, contra la propuesta acercada por los productores al Departamento de Hidráulica de construir pozos nuevos y galerías filtrantes en la localidad “Los Pajaritos” accionados por energía limpia fotovoltaica, en un acuífero alternativo, sin sobreexplotarlo.

Los productores además reivindicaron la lucha de la Asamblea Jáchal No se Toca, histórica en su reclamo por la conservación de los glaciares y la no contaminación del agua del río Jáchal por la megaminera Veladero de Barrick.

Como si esto fuera poco, el día 9 de noviembre los asambleístas ambientales, Agüita Pura para San Juan, se sumarán con una movilización en la capital sanjuanina reclamando al gobierno un plan estratégico integral para afrontar la crisis hídrica, con participación ciudadana y consulta popular.

Saqueo, no sequía, diagnostican acerca de la situación provincial los asambleístas.

Es que la única respuesta del gobierno uñaquista es realizar perforaciones irresponsable e indiscriminadamente, las que, sumadas al bajísimo derrame de agua de los dos principales ríos de San Juan, provocaron la baja de la napa freática 7 metros en solamente seis meses, según lo arrojan las mediciones del Instituto Nacional del Agua-Centro Regional de Aguas Subterráneas (INA-CRAS) en el Gran San Juan y departamentos periféricos.

Y el gobierno instala la disputa al interior de los productores, porque los grandes tienen capital para perforar a mayor profundidad, a medida que avanza la crisis, alterando la cantidad, calidad y profundidad del agua subterránea en el acuífero del Valle del Tulum. Un círculo vicioso en el que los pequeños productores se quedan sin agua.

La otra “solución” del gobierno es colocar medidores de agua a costa de los usuarios, castigando a la población sanjuanina, al mismo tiempo que destruye glaciares con la megaminería  a la que le entrega millones de litros de agua para el extractivismo.

No hay soluciones de fondo: el gobierno pejotista no tiene una política ambiental para mitigar la crisis hídrica ni quiere distribuir equitativamente el agua.

No la tuvo tampoco hace más de una década cuando los caudales de los ríos disminuían año tras año por fenómenos climáticos naturales, pero sobre todo por acción u omisión del sistema de producción capitalista: nada de políticas para preservar las fuentes de agua de glaciares, vegas, humedales, nada de trabajo interdisciplinario para la preservación y gestión de las cuencas hidrográficas con participación de la comunidad, nada de políticas para mantenimiento de canales, compuertas, pozos, nada de apoyo al trabajo que viene realizando en soledad el INA-CRAS, nada de ayuda con tecnologías para los pequeños productores y agriculturas familiares.

Desde Juntos por el Cambio tampoco se escuchan propuestas al respecto.

Desde el Frente de Izquierda de los Trabajadores- Unidad apoyamos el reclamo de asambleístas productores y usuarios en general.

Que el gobierno escuche a los productores jachalleros que se pronuncian por el estudio de acuíferos alternativos y el uso de energías limpias.

Por soluciones de fondo preservando los glaciares, vegas y toda otra forma de reserva hídrica.

Gestión integral del agua superficial y subterránea por comités de cuencas integrados por científicos, usuarios y trabajadores.

Presupuesto para el mantenimiento de canales, compuertas y tecnología para el manejo y distribución del agua.

Agua para el pueblo, no para las mineras.

El 14 de noviembre sumate con tu voto y propuestas al Frente de Izquierda de los Trabajadores-Unidad.