29/12/2020
Agronegocio

Ayacucho, otro municipio desprotegido ante los agrotóxicos

Aprobaron una ordenanza que fija una zona de protección muy por debajo de la deriva de la aplicación terrestre de los químicos.

En la ciudad bonaerense de Ayacucho se aprobó una ordenanza sobre la aplicación de agroquímicos, que la suma a la enorme lista de municipios que desoyen los cientos de estudios científicos nacionales e internacionales y fijan zonas de protección de poblados y escuelas rurales muy inferiores a la deriva real que llegan a tener los productos aplicados por equipos terrestres.

La ordenanza permite la aplicación de agrotóxicos a 100 metros de los poblados y escuelas rurales, y fue aprobada solo con la presencia solamente del bloque del oficialismo municipal Acuerdo Cívico (Juntos por el Cambio), que debieron debieron sesionar en la Biblioteca del Concejo, a puertas cerradas y con respaldo policial.

El texto elaborado por la Sociedad Rural, la Federación Agraria y el Círculo de Ingenieros Agrónomos de la localidad busca habilitar las pulverizaciones a tan solo 25 metros de escuelas rurales, además de exponer a toda la población urbana. Finalmente se amplió esa zona de protección hasta 100 metros, pero no es un cambio sustancial. Las pulverizaciones con equipos aéreos fueron prohibidas.

Ayacucho se suma a los más de 70 municipios de la provincia de Buenos Aires que cuentan con ordenanzas reguladoras de las aplicaciones de agrotóxicos que no cumplen ninguna función protectora, pues está totalmente demostrado que una distancia mínima para tener ciertas seguridades de muy baja contaminación es 5.000 metros. Incluso el Inta cuenta con estudios en ese sentido. No existe ninguna ordenanza en toda la provincia que establezca una distancia como esta.

En 2018 el Partido Obrero en el Frente de Izquierda presentó en la Cámara de Diputados bonaerense un proyecto de ley estableciendo distancias mínimas cercanas a esa estimación, que contrastó con los proyectos de los otros bloques políticos a medida de los agronegocios. Urge redoblar la pelea de las asambleas y organizaciones socioambientales por establecer distancias de exclusión cercanas a los 5.000 metros en las casi 34 millones de hectáreas donde se aplican agrotóxicos, en camino hacia una total prohibición de la utilización de estos químicos tan nocivos para la salud humana.

También te puede interesar:

Acciones luego de la salvaje represión en barrio Villa Roca.
En un comunicado emitido por el gobierno provincial afirman que en enero se efectuarán los pagos.
Fue unánime entre las direcciones sindicales la entrega del salario.
La segunda ola ya llegó, gracias a la desidia patronal.
Declaró en 2020 una fortuna de casi $40 millones sin dar precisiones sobre su origen