16/09/2020

Bañado La Estrella y la muerte de millones de peces

Denunciamos la responsabilidad del Gobierno de Gildo Insfran.

En los últimos días ha recorrido por medios nacionales y provinciales, la noticia de la mortandad de millones de peces en El Bañado La Estrella, segundo humedal más grande de la Argentina, ubicado en la provincia de Formosa. El acontecimiento alertó a los pobladores de la zona, quienes semanas antes ya habían empezado a registrar una gran cantidad de peces muertos en una de las compuertas del embalse hídrico, y que al pasar los días la situación solamente fue empeorando. Actualmente se habla de más de 400 metros con agua estancada con peces en proceso de descomposición. La razón principal es el cierre de las compuertas que se encuentran pegadas al vertedero, disminuyendo extremadamente el nivel de uno de los afluentes del río Salado y provocando que los peces quedaran sin oxígeno.

Desde el Sistema de Alerta de Pilcomayo, como desde el testimonio de muchos vecinos, comentaron que el Gobierno Provincial había mandado a cerrar totalmente las compuertas con la intención de la derivación del agua, más específicamente, se dice que fue parte del proyecto de distribución a los pueblos de la Ruta 81 mediante canales de tierra.

La respuesta de las autoridades provinciales ante las denuncias públicas por el cierre las compuertas, fue el clásico discurso de la negación, dieron plenamente por sentado que esa situación no tuvo nada que ver, que el fenómeno ocurre todos los años, que los formoseños ya están “acostumbrados” y que la causa es ni más ni menos que la propia naturaleza de esa especie de pez, en conjunto al clima seco que se vive a esta altura del año. Acciones como las que se mencionan al comienzo del párrafo, argumentos como los que dan las autoridades, acompañados de frases como “el Estado está presente en todo el territorio” (palabras del subsecretario de Recursos Naturales, Hugo Bay), se han convertido en una especie de burla. 30 años en el poder, y aún necesitan del desvío de humedales, que aparte son reservas naturales, para que a través de canales hídricos se pueda abastecer de agua a los pueblos periféricos, sin tomar ni un poco en cuenta la preservación de este patrimonio provincial. De esta forma, junto a la política de desmontes, el Gobierno se mantiene en su línea de degradación ambiental, concluyendo así con el daño de todo el ecosistema.

Desde Tribuna Ambiental y el Partido Obrero, denunciamos la responsabilidad del Gobierno de Gildo Insfran frente a esta problemática que afecta de lleno no solo a la fauna acuática, o a todas las especies que viven de lo que ofrece esa biosfera, sino también a las comunidades campesinas y originarias que encuentran parte importante de su subsistencia allí.

 

En esta nota

También te puede interesar:

La resolución judicial obliga al gobierno provincial a permitir el ingreso de más de 8.000 formoseñes.
Necesitamos un verdadero plan de lucha para ganar.
Brutal golpiza a un joven de 22 años.
Este 10 de noviembre, jornada nacional de lucha impulsada por el Colectivo de Discapacidad.